Artículo
Sistema Lucanus
Por: Rolando C√≥doba

El dibujo estilizado de un escarabajo ciervo llamado Lucanus muy venerado en las tierras del sol naciente, fue aprobado para posicionar la marca del mismo nombre que el especialista Ted Sakay de la firma Shimano, ofreciera a los pescadores de Luisiana, el sur de California y al mercado norteamericano en general, como la nueva modalidad de pesca con señuelos a fondo, que se  reconoce como la pesca low jiggins, jiggins light o rubbers jigs. 

A solo tres años de haber lanzado el sistema “Butterfly” con el uso de jigs metálicos para la pesca de fondo y que cambió la manera de pescar de muchos pescadores, la marca ofrece nuevamente un completo paquete de señuelos, cañas, carretes, bolsas y hasta partes para reposición de una nueva versión creada en exclusiva para el mercado occidental, y que lejos de competir con su antecesor, completa la oferta aunque de manera distinta para la pesca de fondo sin necesidad de carnada.

La pesca con jigs Lucanus se diferencia de su antecesor,  en que no es necesario un equipo muy especializado, ni se requiere de una buena preparación física ni mucho menos extenuantes jornadas de bombeo extremo para sonsacar a los depredadores que acostumbran a cazar desde los quince pies, hasta más de cien pies de profundidad.   

Se trata de una pesca relajada, muy calmada y no menos excitante, que de igual manera nos puede sorprender con enormes capturas y por supuesto, encuentros nada despreciables por lo que marcas como Daiwa, Yo-zuri, Mois, Tsunami y Willianson entre otras comenzaron a ofrecer también sus versiones de los señuelos, logrando que esta modalidad se situara en poco tiempo entre las preferidas de los pescadores deportivos en varios países.  

Es un método de pesca muy efectivo para cuando los peces se encuentran poco activos o para temporadas con aguas frías; aunque la práctica ha demostrado su éxito en cualquier temperatura superando las primeras expectativas de la casa matriz. 

Diseños muy sencillos, como un híbrido entre un calamar y un insecto, se presenta en pesos que van desde las 2 hasta las 7 oz. con un cuerpo muy pesado para sus reducidas dimensiones fabricado con aleación de plomo, revestido con pinturas y motivos de excelente calidad donde se destacan un  par de ojos muy grandes de un material sensible a la luz que los hace brillar a grandes profundidades delatando su posición. Un juego de faldas y listones fabricados en silicio y material sintético esconde un par de anzuelos dobles asistidos, versión reducida de los asist hook que se colocan en los jigs Butterfly y que no por pequeños dejan de tener la eficiencia de sus hermanos mayores, concebidos con un filo extremo para una penetración muy fácil y efectiva. 

El hecho de mantener estos anzuelos ocultos en los faldines evita en un gran porciento los enganches en el fondo y por su reducido peso se mantienen en la mayoría de los casos entre los “tentáculos” cuando éstos se exponen a la corriente o se mantienen moviéndose si el señuelo llega a quedarse reposado en el fondo. Para reafirmar su apariencia con el molusco que aparenta, presenta dos faldines más largos que el resto y salpicados con pintura refractiva para llamar la atención. 

Teniendo como experiencia la aceptación del sistema anterior, Shimano optó de nuevo por conformar  un “all inclusive” para sus fans más entusiastas. Para ello ofrece la nueva caña Tescata de una sola pieza en versión baitcast y spinning en varios tamaños y especificaciones, con una sensible puntera que permite al pescador sentir lo que suceda con el señuelo hundido a la vez que propicia un mejor enganche desde el comienzo de la pelea, aportando toda la flexibilidad y fuerza posible para memorables encuentros. Su mango es largo para posibilitar palanquearlo con el antebrazo y tiene integrado un anillo metálico con orificios sustituyendo el guarda anzuelos tradicional y poder esconder ambas puntas sin peligro. 

Los cuerpos y las faldas se presentan en varios colores para cada peso como patrón para varias especies, sumando además la posibilidad de intercambiar y recambiar los anzuelos y las faldas de manera fácil y para ello, Shimano implementó como parte del sistema la venta de sus faldas en todos los colores como refacción a precios accesibles al igual que los anzuelos asistidos, posibilitando rehabilitar y usar el señuelo por tiempo indefinido. 

El aerodinámico cuerpo le permite al Lucanus descender de manera rápida y estable hasta unos 40-50 metros amarrando la línea a la argolla en la parte superior del cuerpo.  

Para garantizar un descenso a mayores profundidades o establecer un nado más estable en corrientes fuertes, se puede lastrar una línea o leader de unos 60 cms con algún peso o si lo prefiere, enganchar un segundo Lucanus de peso mayor  (5-7 oz.)   a la misma distancia, para pasearse haciendo su labor a profundidades mayores a los 200 pies.  

Cabe destacar que en algunas costas como las de California este arreglo de dos señuelos no es viable ya que las leyes de este estado no permiten más de dos anzuelos por pescador en el agua, cuando de pesca deportiva se trata. 

En el tema de los carretes, el sistema propone como opción una versión para baitcasting en un tamaño similar al aclamado Trinidad 14 con devanador de titanio para uso de línea trenzada y bajo el nombre de Calcutta TE400LJV,  con capacidad de 260 ydas de línea de 14 libras y solo 13 oz de peso; prestaciones muy acordes para trabajar este tipo de señuelo. 

El trabajo. 

La diferencia mayor de los dos sistemas de jigs Shimano  está precisamente de la manera de trabajar los señuelos. 

Mientras que con el Butterfly es necesario imponer al jigs un movimiento brusco y seco bajando y subiendo la caña sincronizando la labor de recobro con carretes de altas velocidades, con Lucanus es todo lo contrario. 

Es una pesca muy tranquila, que insta mucho a compartir cuando nos embarcamos con tiempo para disfrutar de la pesca de fondo, sobre todo concentrarnos con paciencia y aprender a detectar los ataques cuando se suceden de manera más bien lenta y poder sacarle el maximo a nuestro equipo con capturas de buen tamaño sin necesidad de un esfuerzo extremo como puede ser el bombeo constante con jigs pesados a grandes profundidades. 

Mientras más lento mejor resulta el desempeño sobre todo de los faldines sin ser necesario un carrete de alta velocidad para ello. 

Sus movimientos son suaves y muy sugestivos cuando queda expuesto frente a la corriente o se mantiene subiendo y bajando de manera cadenciosa a pocos pies del fondo, también podrá trolearse  a muy baja velocidad, subiendo o bajando la caña para simular el movimiento del tímido calamar cuando anda buscando donde esconderse de sus depredadores. 

Basta con dejar caer el señuelo y una vez en el fondo, tensar la línea y con la caña -casi- horizontal, le damos suavemente 3-4 vueltas a la manivela y bajamos la caña de nuevo para repetir 2-3 veces la misma operación, dejándolo caer nuevamente por distintos puntos dentro del área designada para ello. 

Por lo suave de su trabajo, muchas veces los ataques no son tan violentos, por lo que se impone estar pendiente de la punta de la vara y cuando sentimos un peso considerable,   tensamos la línea y solo con un leve hook set podemos lograr el enganche de la presa para comenzar de inmediato la contienda por la captura. 

La práctica de esta modalidad es muy relajada y la puede ocupar cualquier pescador o entusiasta sin necesidad de un adiestramiento previo, solo se trata de un trabajo paciente y sin mucho esfuerzo que sin duda podremos compartir con la familia y los amigos. 

Si bien es cierto que en muchos casos no se logran las inmensas capturas que puede propiciar el trabajo con el sistema Butterfly, se han logrado muy buenos ejemplares y sobre todo ha sorprendido las diversas especies que atacan este señuelo cuando se trabaja de manera correcta, contando entre ellas a las que merodean y cazan mayormente en el fondo, pegado a las cuevas y piedras, como el pargo rojo y la cubera; dos de las especies que se tuvieron en cuenta para elaborar su diseño. Sin embargo ello no ha limitado que otros depredadores como wahoos, rubias, robalos, barracudas  y jureles por citar algunos caigan ante el encanto de estas faldas, y se dejen tentar por el movimiento cadencioso de sus “tentáculos” para terminar sus días fuera del agua. 

Aunque los fanáticos agradecen el diseño de todo el ajuar, cabe destacar que otra de sus ventajas está en poder deleitarse con esta pesca usando cualquier equipo medio con un mínimo de prestaciones para pesca inshore o de playa sin muchas exigencias. Una vara de entre 6-8 piés de punta flexible como las Convergence de Shimano u otras de poder MH pueden hacer  bien el trabajo, y alguno de los carretes usados para la pesca con carnada o con artificiales se pueden ocupar en estas lides con un desempeño excelente como los aguerridos Abu García Ambassadeur, los Daiwa Millionaire S, Exceler, Tierra, Sol, Fuego, el SS Tournament, el Regal Xia, los de la serie Penn Spinfisher 550 y 650, así como los Daiwa Black Gold, o de Shimano el Corvalus, Cardiff,  o los de spinning Sahara, Sedona, Socorro, Simetre, Spheros, Stradic, etc. por mencionar solo algunos de los mid-range sin necesidad de invertir en los “top of line” a no ser que busquemos presas muy grandes a mucha profundidad.

 De las líneas, la firma propone librajes de entre 10 y 50 libras dependiendo del peso del jigs, y podemos suponer para garantizar más capacidad y lecturas más confiables, que el uso de línea trenzada sería ideal para estos casos y terminar con un leader de entre 20 y 50 libras de monofilamento o fluorocarbono.  

No por gusto Shimano sigue liderando en este tipo de práctica con estos dos acertados lanzamientos, alimentando las expectativas de un público cada vez más exigente y entusiasta para esta nueva modalidad de pesca donde sin duda alguna, Lucanus llegó para quedarse.

 


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]