Artículo
Pescando con los Cocahoe Minnows
Por: Rolando C√≥rdoba

La pesca con señuelos suaves o “soft” siempre ha sido de mis preferidas, quizás por el reto de su movimiento y su capacidad de enganche, conociendo que la mayoría de las veces se usan con anzuelo sencillo en vez de anzuelo triple y por eso, tiende más a trabarse con el mínimo descuido del pez, sumando más capturas que por la propia acción de la pesca. 

Cuando se pesca con señuelos  “suaves” es necesario asumirlo con paciencia; su ritmo a veces es lento y debe tenerse claro en muchos casos la velocidad de trabajo dependiendo de la presa, no todas las especies se dejan seducir por la misma velocidad y movimientos de recobro.  Es una pesca que requiere de mucha concentración tratando de imaginar cómo se viene comportando el señuelo debajo del agua, en ello radica el reto, sobre todo si podemos tener algún margen de seguridad de qué especies estamos buscando. Darle el movimiento adecuado teniendo en cuenta las corrientes, ahí debemos concentrar nuestro accionar. Se disfruta mucho y es muy emocionante cuando se rompe esa concentración por un sorpresivo jalón para comenzar la contienda.

El Cocahoe Minnow. 

La pesca con señuelos suaves o “soft” siempre ha sido de mis preferidas, quizás por el reto de su movimiento y su capacidad de enganche, conociendo que la mayoría de las veces se usan con anzuelo sencillo en vez de anzuelo triple y por eso, tiende más a trabarse con el mínimo descuido del pez, sumando más capturas que por la propia acción de la pesca. 

Cuando se pesca con señuelos  “suaves” es necesario asumirlo con paciencia; su ritmo a veces es lento y debe tenerse claro en muchos casos la velocidad de trabajo dependiendo de la presa, no todas las especies se dejan seducir por la misma velocidad y movimientos de recobro.  Es una pesca que requiere de mucha concentración tratando de imaginar cómo se viene comportando el señuelo debajo del agua, en ello radica el reto, sobre todo si podemos tener algún margen de seguridad de qué especies estamos buscando. Darle el movimiento adecuado teniendo en cuenta las corrientes, ahí debemos concentrar nuestro accionar. Se disfruta mucho y es muy emocionante cuando se rompe esa concentración por un sorpresivo jalón para comenzar la contienda. 

Este señuelo salió de los moldes de la marca H&H Lures en Baton Rouge, Lousiana, en EEUU. Hace mucho sobrepasó los 100 millones de unidades vendidas; reto pocas veces igualado por un señuelo de bajo presupuesto, por eso su tan ganada fama aunado a sus espectaculares resultados y su costo beneficio, superando las expectativas de muchos pescadores en el mundo. Esta “gomita” como se le llama, se ofrece en 4 tamaños; los más pequeños de 2 1/4 y 3 pulgadas y los mas usados, llamados “Queen y King Cocahoe” que llegan a medir 4 y 6 pulgadas respectivamente, completando el catálogo con 130 combinaciones de colores que conforman en sus cuatro tamaños. 

Su material es de una textura suave y resistente logrando que permanezca por más tiempo en la boca de los depredadores por simular la masa corporal de sus presas y se asegura son capaces de capturar casi cualquier especie, sobre todo las que merodean las bocanas, los esteros y las especies que buscan sus presas entre las olas de las playas y cerca de la orilla como pueden ser: la corvina, el robalo, jurel, sábalo...etc. por lo que son denominados como “Coastal tackle” desde su catálogo de origen.  

Se puede encontrar en muchas tiendas “On line” a un precio muy económico por bolsa, incluso desde la web page se ofrece en cantidades de 10 y 50 pzas. por empaque según el tamaño, resultando rentable si se compran entre varios pescadores. Su aspecto es aerodinámico y posee dos aletas pequeñas, que aseguran la estabilidad del nado y aunque cuando comencé a usarlos eliminé la de la parte superior pensando en “limpiarle” el camino al anzuelo para el enganche, con el tiempo sucedió que tenía el mismo éxito cuando le recortaba la aletita superior que cuando la dejaba, por lo que preferí en lo adelante usarlo tal como venían de fábrica. 

Es un señuelo muy versátil para usar en muchos ambientes y siempre lo he usado con jig heads de cabeza redonda buscando que sea más evasivo para algunos obstáculos y con anzuelos más bien largos, preferentemente VMC desde 1/4 de oz hasta 3/8 con los de 3”. Con los de 4” muchas veces buscando más profundidad los he llevado más al fondo con cabezas de plomo hasta de 5/8 de oz, sin quitarle movilidad ni trabajo a la cola. Mayormente uso una vara de 6,6 en los esteros desde la orilla o embarcado, y de 7 pies u 8,6’ desde la playa, con línea de 10 lbs. híbrida y un líder de fluorocarbono, y según la caña, coloco entre 30 y 40 cms. de largo y de mayor libraje, como pudiera ser 20-30 libras y anudado de forma directa al señuelo, con nudo de lazo para permitir que éste se desplace con absoluta libertad y su cola haga el trabajo. Los que crean que esto no es importante, les puedo asegurar que he tenido más capturas usando el líder amarrado directamente al señuelo con nudo directo (en este caso, Rapala, Mirrolure, etc,) que usando destorcedores, seguros o niquelinas; les conmino a probar y verán que vale la pena perder unos minutos haciendo los nudos para garantizar muchos más ataques y capturas. 

Aunque me ha funcionado igual con línea trenzada y monofilamento, con el mono como tiende a flotar, es necesario sumarle algo de peso al jig head para que se logre posicionar a la profundidad que queramos. Se trolea muy bien desde kayak o embarcación a muy baja velocidad y resulta bueno para los lugareños que gustan de “zimbrar” (pescar a jalones con yoyos de mano) desde embarcaciones pequeñas.  

Su trabajo cuando lo casteamos no es complicado, solo es necesario un recobro continuo, quizás algunos jaloncitos de vez en cuando para alertar a cualquier depredador y si conocemos que la zona no presenta muchas estructuras, piedras etc, predominando el lodo o la arena, podemos dejarlo descansar en el fondo y subirlo a tirones o realizando con la vara un movimiento continuo no muy violento, inclinado hacia arriba (barrido) tratando de que se despegue del fondo y suba unos 30-40 cm, para dejarlo caer más adelante y repetir a los pocos segundos la misma operación; seguro, las sorpresas van a llegar antes de lo esperado.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]