Artículo
Marko Alcaraz, las cosas como son.
Por: Rolando C√≥rboda

Pescando en los ríos y esteros cuando su papá armaba los campamentos para cazar venados, así es como Marko daba sus primeros pasos en la pesca. Recuerda con detalles la caja de pesca del abuelo de origen chino, todo dispuesto en estricto orden,  limpio y muy organizado que le sumaba cierta mística también a su nueva afición por la pesca. Afición que comenzó a preferir en vez de salir de cacería con su padre y amigos. 

“El abuelo era muy meticuloso, -comenta Marko, mandaba a hacer sus carretes de mano según sus medidas y no con cualquier madera, que rellenaba con distintas líneas para guardarlos en su caja. En pequeñas divisiones tenía sus anzuelos separados por tamaños, plomos, su cuchillo para carnada, algunas bobinas de  diversas lineas que sin duda, me decían con qué pasión el abuelo asumía la pesca y que irremediablemente fue una parte importante de mi aprendizaje.”

Nos comentó que con apenas 11 años, ganó el primer torneo infantil de pesca deportiva que se celebró en Manzanillo. Torneo infantil que después de 28 años, el mismo Marko sigue organizando y que en el 2010 rompe el récord Guiness (Al torneo de pesca más grande del mundo, curiosamente Guinness solo tiene una categoría y ésta se mide por el número de participantes pescando en un mismo tiempo) de mayor cantidad de personas (niños) pescando, con 796.  

A su carrera como pescador se le suman importantes aportes a la pesca deportiva y el cuidado de las especies. Dispuesto siempre al diálogo y aún sin despedir el cansancio de semanas de dura labor, Marko nos regaló parte de su historia junto a las aguas de la hermosa bahía que lo vió crecer: Manzanillo. 

“Me pasaba el tiempo pescando con mis amiguitos en la orilla o me iba con mi abuelo que era todo un “súperpescador”, aprendí mucho con él. Vigilaba desde el muelle a los pescadores que llegaban para  ayudarlos a cargar lo que fuera con tal de acercarme o subirme a la embarcación. Siempre andaba cerca del agua buscando qué hacer.”  

“Yo era de esos niños que ves ahí en las piedras, con mi cordelito sacando ronquitos y pargos desde la orilla o me escapaba en las lanchas con los mayores sin decir nada en mi casa, los tripulantes por radio se las arreglaban para tranquilizar a mis padres en casa.” 

“Así crecí y crecía mi predilección por el mar. Cuando no podía salir a pescar me quedaba en la orilla tratando de aprender de los mayores hasta que me hice de mi primera cañita de spininng. Empecé pescando a prueba y error como hacemos todos. La costa de Colima es maravillosa por las extensas playas y escolleras que albergan mucha vida. Participaba desde joven en cuanto torneo podia. En 22 ocasiones he finalizado en los primeros 3 lugares en diversas categorías, como miembro de equipo o como campeón. Igual he buceado mucho en estas costas, he pescado desde orilla con spininng y despues con cañas largas, o sea de surf...” 

Ya que hablas de la pesca de orilla… Se te conoce como el pionero de la pesca de surf  acá en las costas de Manzanillo. Haz dicho en otras ocasiones, que conocer la carrera de Sergio Escutia te llevó directo a ello… ¿es cierto? 

“Conocer a Sergio, la forma de asumir la pesca con cañas largas y todo lo que conlleva la pesca de surf cambió la forma de acercarme al mar, fue un cambio radical y por suerte pude contar con su apoyo. Sergio es muy metódico y deja poco a la suerte. Es un especialista que conoce muy bien lo que hace” 

“Fue una etapa intensa que además decidí asumirla solo,  Salía a la orilla hasta 4 veces en la semana, mientras intercambiaba información constante con Sergio. Contar con su experiencia fue adelantar 10 años de aprendizaje. Me autocalificaba constantemente tratando de mejorar lo que hacía. Llegaba a Tepalcates con lo que se conoce como el “kit Escutia”*, que era el equipo que usaba y recomendaba Sergio en esa época. Tenía que dejar el coche casi a un kilómetro para llegar a la orilla caminando por el monte y salirme muchas veces casi de noche, siempre solo.” 

“Lanzaba mucho, constantemente, midiendo distancias, probando lances, perdiendo no sé qué cantidad de señuelos, líneas, estudiando las mareas, tratando de sumar a mis conocimientos del mar y mi instinto de cazador las observaciones de Sergio y lo que venía leyendo ya en otros foros.” 

“No se trataba de  sacar animales con cañas largas, se trataba de aprender a localizarlos, tratar de engancharlos, buscar los lugares idóneos para ello y saber qué hacer en cada momento. Hay puntos en Tepalcates –por ejemplo, que si enganchas un gallo y te le resistes a la corrida se va al lado contrario, se monta en la corriente con muchas posibilidades de perderlo. Si llega a las rocas, hay que dejar que él mismo se salga de la zona de peligro. También si lo enganchas desde arriba, debes saber por dónde bajas pues lo haces saltando de roca en roca hasta llegar a la orilla y tratar de guiarlo donde se encuentran algunas corrientes que te ayuden a traerlo a tierra;  ya en tierra, a desanzuelar corriendo y tratar de devolverlo sano y para todo ello hay que prepararse. Yo quería aprender, quería aprender a hacerlo bien. Quería engranar todas las partes como un rompecabezas. Iba depurando la manera de lanzar, de arreglar los nudos, estudiando las zonas etc, hasta que los resultados comenzaron a cambiar.”  

“Empezaron las capturas a sumarse poco a poco y a restarse los errores.  Muchas veces predecía qué pasaría con el pez en tal situación, ello me ayudaba a  sacar mis propias reflexiones que más adelante empecé a compartir con amigos en los foros de pesca en internet que se entusiasmaron por esta modalidad de pesca.” 

Hablando de los foros,  colaboras como moderador en las especialidades de surf y pesca de altura en el foro de “la pesca deportiva de México”, sin embargo hace un tiempo notamos cierta etapa de silencio que rompiste nuevamente hace pocos meses… 

“Todos quienes me conocen podrán dar fé de lo desprendido que soy con las cosas que sé; con gran gusto comparto toda información que está a mi alcance, con quien sé le dará buen uso. En un ambiente en donde el celo por el conocimiento es la norma, el que alguien te aconseje y que te aconseje bien, simplemente no tiene precio. Muchas cosas que ahora entiendo, las entiendo gracias a personas generosas con ese conocimiento, de ellas aprendí a pescar y a compartir… pero en el camino te encuentras a infinidad de pseudopescadores deportivos que literalmente beben el consejo técnico, pero categóricamente rechazan el consejo de conservación e incluso se ofenden.”  

“Los foros de pesca son una gran herramienta y como medio masivo de comunicación que es, potencializa las cosas. Me di cuenta de que al compartir tanta información, fuí creando sin saberlo muchos “Frankenteins”. Tristemente fui testigo de cómo ahora no solo pescaban más eficientemente, sino que mataban más eficientemente. Dejé de escribir. Fue el tiempo quien me mostró que había iniciado un movimiento que ya no se podía detener y que simplemente hacerme a un lado no mejoraría las cosas, así que regresé a escribir más, mucho más de cómo lograr liberar con éxito un gallo de 25 kilos y no simplemente como pescarlo. Ahora me da más satisfacción cuando logro que alguien pesque y  disfrute el liberar a su captura, que yo mismo pescar un pez igual.” 

Hoy Rafa (Rafael Pérez Preciado) y tú nos llevaron a conocer las playas de Tepalcates. Notamos una mancuerna muy buena entre Uds. ¿salen a pescar juntos? 

“Creo que no tanto como quisiéramos, pues cada cual trabaja con horarios distintos, pero cuando podemos salimos a las olas. Rafa es un muy buen amigo y una de los pescadores de surf mejor capacitados de acá. Es muy tenaz y persistente. Había que ver cuando salíamos al principio, cuando no pescaba nada ¡hasta pena me daba! Y le terqueaba y le terqueaba y sin embargo te puedo decir que hoy ya sobrepasó al maestro.  Es una persona muy centrada, que ha experimentado mucho y escuchado otro tanto, que tiene sus propias experiencias y conclusiones, sin duda, es de lo mejor por esta zona;  te puedo decir honestamente que me siento muy orgulloso de haber sido parte de ello, Rafa ha salido un señor pescador de los buenos buenos y estoy seguro que va a dar mucho que hablar”. 

Eres amigo de Peter Pakula, quien viaja a Manzanillo para compartir jornadas de pesca en tus aguas, presentar sus señuelos, que además, tú representas para México y algunos otros países... 

¿Cómo llega Peter a Marko ó Marko a Peter?  

“Como la etapa del surf que fue un período casi dedicado a ello, estaba también la etapa de la pesca del vela. Varios torneos y muchos años acumulando experiencias, me llevaron a dominar en gran medida su pesca y con uno o dos marlines azules en mi haber, ya sentía la necesidad de asumir la pesca del marlín de mejor forma, con mejores bases. Sabía que para ello requería de mucha información, técnica nueva y específica.  

En ese tiempo leí que la marca Pakula era una de las 10 mejores marcas de lures del mundo. Compré mis primeros señuelos de la marca pensando  que al lanzarlos al agua tendría todo resuelto, pero no; uno de los señuelos en el empaque traía una web page y un teléfono directo: ese fue el comienzo. Escribí mails que me fueron respondidos siempre. Revisaba constantemente esa web page donde se vertía mucha información de diversos lugares del mundo y que en su mayoría era nuevo para mi. Fue el mismo Peter quien después de intercambiar algunas consideraciones con él me invitó a su foro.”  

“Entendi de inmediato que no solo Peter, sino todos los pescadores de diversas partes del mundo que pescaban con Pakulas me mostraban algo nuevo que me movió el piso. 

“Ello me abrió las puertas a otro mundo, a ver de una manera distinta la pesca con lures. Me resultaba positivo poder comparar manzanas con manzanas… porque el sistema funciona igual, las condiciones de la clorofila para los pelágicos es la misma en cualquier mar, por ende, las herramientas a usar pueden ser las mismas herramientas si al final vamos por la misma especie. Lo curioso es que no se hablaba de un señuelo, se hablaba de un completo sistema de pesca donde los lures interactúan entre sí. Cada lure tiene una función específica como parte del spread, que varía según la posición, la velocidad, el color... era algo nuevo para mí, que me motivaba a seguir aprendiendo y comentando de ello.”


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]