Artículo
Ted Williams:La leyenda Americana
Por: Manuel SolĂ­s

Theodore Samuel Williams (1918 –2002), “Ted Williams”, fue uno de los mejores bateadores de las grandes ligas. 

Muchos opinan que el más grande en la historia del béisbol.  También se encuentra entre los mejores pescadores de agua salada

y agua dulce del mundo. Se enamoró de la pesca al mismo tiempo que se enamoró del béisbol y su búsqueda por ser el mejor en ambos deportes siguió caminos similares. 

Williams nació en San Diego, California. Fue  jardinero izquierdo y se unió a los Medias Rojas de Boston en 1939 donde militó toda su carrera . Jugó 19 temporadas interrumpidas casi 5 años por su servicio militar donde se desempeño como piloto de combate en el cuerpo de marines de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea. 

Fue dos veces el jugador más valioso de la liga americana;  líder en promedio de bateo 6 veces y ganó la triple corona de bateo dos veces. Terminó su brillante carrera en el beisbol con un promedio de bateo de 344, con 521 cuadrangulares  por lo fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol en 1966. Fue el último jugador de las Grandes Ligas que bateó más de .400 en una temporada (.406) en 1941, año en el que “The Sporting News” nombró a Ted Williams jugador del año, distinción que consiguó en otras 4 ocasiones  . “El Kid”,  “Teddy Béisbol”  o “The Splendid Splinter “ como le llamaban cariñosamente,  participó en el juego de estrellas 16 temporadas consecutivas . 

Ted Williams era simplemente el mejor sobre el terreno. Seis años después de su retiro,  fue incluido en el Salón de la Fama con un récord de 282 votos.  

Fue durante sus años de guerra, en su estadía en Florida, donde Ted Williams se enamoró de la pesca en las cálidas aguas del          Atlántico. Regresaba siempre a Florida a  principios de cada primavera y al finalizar la temporada de beisbol para pescar.  Se sabe que gustaba mucho de la pesca del bonefish o macabí en Cuba, donde volaba en una avioneta pequeña, y previa cita con sus amigos, los recogía en la Habana y levantaba vuelo de inmediato hacia los cayos del norte del centro de la Isla o hacia Pinar del Río en busca de los flats; algunos de ellos aún conservan cañas y carretes obsequiados por Ted como verdaderos trofeos entre sus reliquias personales. 

Williams dominaba el arte de la pesca tal como llegó a dominar el arte del bateo. Era un hombre exigente consigo mismo. Estudiaba todos los detalles del armado de anzuelos, los hábitos de los peces, la estrategia y la física del casteo. Consultaba a muchos expertos y practicaba constantemente lo que aprendía. 

“Teddy Béisbol” decía que el sábalo, el marlin y el salmón eran los tres grandes exponentes de la pesca deportiva porque tenían mucho en común: sus especulares saltos, acrobacias  y espíritu de lucha, lo que significaba un gran trabajo y esfuerzo de parte de los pescadores y de los equipos que se empleaban para dominar estos peces. 

Ya jubilado Williams se dedicó a la pesca con mosca de sábalo y macabí en los Cayos de la Florida durante el verano y el invierno. Durante el otoño, su búsqueda era el salmón en el río Miramichi en New Brunswick. A pesar de que pescaba  prácticamente todas las especies, su libro, “Pesca los tres grandes: Sábalo, macabí y salmón del Atlántico”, dejó en claro su preferencia por estas especies.  

Para los fanáticos del béisbol, Ted Williams  fue el mejor bateador de las grandes ligas. Para sus colegas en la marina, fue el mejor piloto de combate que habían conocido; y para muchos guías de pesca en Estados Unidos, fue definitivamente, el mejor pescador de su tiempo.

 


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]