Artículo
Small reels, Big Fish!
Por: Fernando Almada

Este es o fué uno de los slogans de “Accurate” cuando empezaron a comercializar sus carretes, pequeñas máquinas diseñadas con una fuerza brutal en relación a su tamaño:

“Carretes pequenos, pescados grandes".

Es común entre pescadores la idea de utilizar un carrete grande para buscar una presa grande, sin embargo, la tecnología y sus avances no han dejado de mejorar las cosas en todas las ramas, sin exceptuar la pesca deportiva. Un carrete grande puede representar una ventaja en algunos casos, pero en la gran mayoría de las ocasiones es todo lo contrario: son pesados, hacen mucho bulto, son difíciles para maniobrar por su mismo peso y volumen y al pelear una presa cansan al pescador más por sí mismos que por la pelea. Por eso siempre vemos al pescador terminar medio “muerto” sin saber si fue la presa y la batalla quienes lo agotaron o simplemente el haber estado cargando un carrete enorme con su respectiva gran caña.

Si estamos pescando en un torneo donde un gran marlin puede ser el ganador de una tremenda bolsa de premios, entonces será de enorme ayuda un carrete grande: 50W, 70W, 80W o tal vez hasta la locura de un 130! Si logramos encontrar ese gran marlin con el que todos soñamos, entonces que mejor que ir bien preparados con un arma que nos facilite la batalla. Sin embargo, los torneos son solo unas cuantas veces al año y la pesca por diversión es casi cada fin de semana o al menos una vez al mes para algunos. En este caso, ¿Por qué no hacerlo más divertido?

Pescar con equipos más ligeros de peso (pero no necesariamente en capacidad de almacenamiento) hace de la pesca deportiva una actividad mucho más divertida de lo que en sí ya es.

Una de las cosas más emocionantes de la pesca de altura es tal vez el elemento sorpresa, ningún día es igual a otro y en cualquier momento de la pesca, en el mismo señuelo o carnada nos puede jalar un dorado de 4 kilos o un marlin de 200 kilos! Si estas troleando con un carrete 50W tal vez tu combo de caña y carrete este más pesado que el dorado, aunque será divertido y más seguro pelear y lograr el marlin. Sin embargo si tu equipo es "liviano" como un Accurate Boss, un Shimano tiagra 16, un Tyrnos 20, un Talica, un Penn Torque LD, un Penn 16VSX, o un sin fin de modelos y marcas más de carretes diseñados para usarse con líneas trenzadas (Power Pro, Jerry Brown, etc.), entonces te divertirás como loco con el dorado y mucho más aun con el marlin.

Cuando estas pescando fuera de torneo, estos equipos hacen cualquier captura más excitante, sin demeritar su capacidad de freno, ni línea… por ejemplo: tomando un Tiagra 50W como parámetro de comparación, su capacidad aproximada de línea es de 800 yardas de mono en 50 lbs. lo más común es usar línea de 60 o hasta 80 libras para estos carretes, hay quienes prefieren usar 100 lbs., lo que reduce la capacidad de línea a unas 600 o hasta 500 yardas. El drag de un Tiagra 50W es de 37.5 lbs. full y 28.5 lbs full. Si hablamos del LRS entonces se incrementa un poco más. El carrete pesa unas 86 oz. o sea casi 2.5 kg, a esto hay que sumarle el peso de la caña que por consiguiente será una caña de libraje alto y acción pesada y un tanto más rígida.

Ahora veamos la opción de cambiar este carrete por uno de la misma línea marca Tiagra pero en medida 16. Su capacidad de línea anunciada es de 670 yds. de 20 libras en mono, su freno es de 29.5 lbs. en full y 23.5 en strike, mucho más que suficiente para hacer penetrar un anzuelo y pelear un buen marlin. Si suponemos que le entran 670 yardas de mono de 20 lbs. y vemos que la línea Power Pro de 65 lbs. tiene un diámetro similar a la línea mono de 16 libras, entonces podríamos cargar un Tiagra 16 con tanto o más línea que un Tiagra 50, si usamos línea trenzada y tener una capacidad de freno más que capaz casi para cualquier batalla. Este Tiagra 16 solo pesa 36 oz., o sea, 1 Kg. aproximadamente. Habrá que ser realistas y reconocer que no es tan divertido sacar un dorado o atún chico con un carrete 50W, pero la misma captura se hace mucho más entretenida con un carrete 16. Lo mismo aplica para muchas marcas y modelos de carretes diseñados para líneas trenzadas, hay mucho de donde escoger.

Personalmente empecé a trolear con 50's, después baje a 30's y termine quedándome en 16, teniendo por ahí siempre listos, algunos carretes aun más chicos para castear carnada cuando el bait & switch permite ser selectivos, esto me ha permitido disfrutar mucho más la pesca y hacerla aun más emocionante para mis clientes y amigos. También hay que tomar en cuenta que el área donde pesco (San Carlos, Sonora) no se caracteriza por presas de grandes tallas y eso ayuda. Normalmente tenemos velas, que son ligeros en la pelea. Marlin rayado que es fuerte y peleador pero se puede vencer sin problemas con un carrete 16, aunque también por ahí nos han brincado varios azules y negros que nos han puesto a temblar pero en la gran mayoría de los casos han sido logrados y liberados con éxito con estos pequeños carretes.

También he de reconocer que si mi área de pesca fuera otra como por ejemplo Puerto Vallarta y estuviera buscando esos enormes atunes aleta amarilla que tienen por allá, entonces de seguro iría a la guerra con mejores armas. Pero mientras siga pescando en mi adorado Mar de Cortés donde en un día cualquiera me puede llegar un dorado, un vela, un marlin rayado, negro o azul, un wahoo y algunas otras especies más, mis carretes chicos de tamaño pero enormes en capacidad son la herramienta perfecta para hacer de esto algo aun más gratificante.

En una salida este verano pasado empezamos a trolear con un spread de 5 líneas: 4 carretes eran Tiagras 16 y uno era Tiagra 30. Empezamos a encontrar velas y decidimos poner un par de carretes de spinning para divertirnos más con los velitas. Sacamos entonces un par de Twinspins de Accurate y no pasaron más de 15 minutos cuando el tangón largo explotó y la línea salió volando del Twinspin 20. En lo que metíamos el resto de las líneas, el spool casi se vacía y a lo lejos vemos brincar un tremendo marlin negro, para nada parecido a los velas que estábamos esperando, y ahí empezó la locura. A virar la lancha y corretearlo un buen rato en avante mientras el pescador en turno recuperaba línea para tener un spool al menos a la mitad y seguir peleando el marlin. Lo tuvimos por primera vez cerca del líder a las 3 horas pero al intentar acercarlo arranco una nueva corrida y esto se repitió no menos de 10 veces. La pelea se alargó poco más de 4 horas y la captura se logró después de una intensa pelea en la que tuvimos al pescador exhausto en stand up por toda la pelea. Al fin logramos la captura y todo fue alegría y emoción. Esta captura se logró en un carrete de spinning con línea Power Pro de 50 lbs., no es el equipo ideal para esta pesca, pero lo que buscábamos era un vela, sin embargo, esto lo hizo mucho más emocionante.

En otra ocasión en Octubre 2010, estábamos buscando atunes aleta amarilla, normalmente en estas aguas los encontramos de 15-30 lbs. en promedio, aunque a veces hay suerte y encontramos de 40, 50 y hasta 80 libras. Encontrar uno de más de 100 pasa muy de vez en cuando. Después de estar toda la mañana buscándolos, ya cerca de las 2 p.m. encontramos un cardumen que no se veía tan activo, estuvimos siguiéndolos por media hora sin lograr algún strike hasta que de repente la esquina corta donde traíamos jalando un cedar plug, arrancó y empezó a sonar la chicharra. Seguimos un poco en avante en busca del doblete que no llegó. Empezó la pelea con el atún y a los 10 minutos aproximadamente lo tuvimos a unos 10 metros abajo de la lancha, se alcanzaba a ver el color y dijimos: " Se ve bueno, de unas 50 lbs". Al parecer el atún nos escuchó y se fue de nuevo al fondo. 1 hora y 20 minutos después logramos levantarlo y para nuestra sorpresa logramos un atún de 150 lbs., muy poco común en nuestras aguas en estos tiempos. Todo esto se logró con un Tiagra 16 cargado con línea Power Pro de 50 lbs. y un “top shot” de Momoi Hi-Catch también de 50 lbs. En ningún momento nos vimos en peligro de vaciarnos y el carrete funcionó a la perfección. Estos carretes han capturado y liberado muchos velas, marlins, dorados, atunes y uno que otro wahoo. Después de varios años de uso siguen funcionando sin problemas y haciendo cada una de nuestras capturas una inyección de adrenalina inolvidable.

Anímate a probar los equipos de menor talla, acuérdate del dicho que reza: "El tamano no importa" que al menos en este caso si nos lo podemos creer!

 

Hasta la próxima pesca.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]