Artículo
DUO: belleza letal
Por: Rolando C√≥rdoba

Cuando se tiene en las manos un señuelo DUO, la sensación es distinta: nueva, sería la palabra ideal. Sus diseños únicos y los impresionantes acabados no se comparan a los productos que estamos acostumbrados y cuando se buscan los cientos de “reviews” y reportes de pescadores de muchas partes del mundo, se comienza a entender los niveles de preferencias y el por qué DUO, se encuentra en la cima de los valores “Nippon Quality”, -lo que significa mucho más que un lugar de producción... como afirma el Sr. Martin Bakos, gerente de ventas internacionales de DUO.

El comienzo

Lo que se presenta hoy como el mejor fabricante de señuelos japoneses surgió,  cuando su actual presidente el Sr. Matsushita Hisahiro, hombre de experiencia en la fabricación de señuelos y un exigente de los altos estándares de fabricación, fundó DUO a mitad de las década de los noventa, en el momento mismo que muchas fábricas buscaban soluciones de manufactura barata fuera del país para lidiar con las crisis. Si bien ello posibilitó que muchas marcas sobrevivieran a la  contracción de los distintos mercados, también impuso una merma en la calidad de las producciones por el uso de mano de obra no especializada, que de inmediato fue reconocido en todo el mundo. Lejos de ello y apostando el todo por el todo, DUO nunca salió de Japón. A pesar de las dificultades, no dejó de elevar sus estándares de calidad, y para afianzar todo su empuje,  en 1997 incorpora como diseñador en jefe al Sr. Masahiro Adachi , reconocido como el mejor diseñador de señuelos japoneses, conformando una mancuerna hasta hoy, imposible de superar y que ha llevado a la marca al podium de hoy. Como sabemos, los artificiales del lejano oriente siempre se han caracterizado por ser lo mejor del mercado en pesca deportiva donde hoy por hoy, además, DUO se considera el “highest point” de las industrias niponas, fabricando uno de los mejores señuelos del mundo.

Los señuelos

A pesar de su juventud, Masahiro Adachi  llegó a DUO, después de sortear sus inquietudes en todas las etapas del diseño de artificiales y desde el comienzo, impuso un método de diseño que si bien es totalmente atípico, le posibilita concebir sus proyectos de manera directa, según le dicte su experiencia y su talento creador. Los señuelos no parten de bocetos a lápiz, ni mucho menos se analizan y asumen patrones computarizados establecidos que se repiten como hemos visto una y otra vez de una marca a otra.  Cada creación de Adachi sale –literalmente- de sus manos; después de tallar y esculpir en un cuerpo de plástico, lo que él considera que puede ser un nuevo proyecto, para después ser escaneado con láser 3D y usando tecnología CAD / CAM 3D llegar a un molde muy preciso, antes de pasar al proceso de fundición del plástico. Una vez obtenidas las dos caras, tampoco serán unidas con pegamento como se acostumbra en las demás marcas, sino que ambas partes, con sus componentes internos minuciosamente colocados, serán soldadas con un disolvente logrando una fortaleza externa sin igual, para después completar su armado. Sus distinguidos acabados se logran pintando a mano, por un grupo de especialistas, “artistas” -les llamaría yo- pieza por pieza, recreando por medio de hasta siete capas de pintura consecutiva y diversos procesos de secado, los destellos y tonos que vienen asegurando los estándar es más altos en cuanto a refracción y color, que han sido posibles hasta la fecha.

También el diseño interno de cualquier DUO es digno de estudio. Cuando se logra ver el interior a trasluz o se analizan los esquemas de rayos X que nos ofreció la firma, se puede ver cuánto cuidado se ha puesto en cada solución, donde la ingeniería física en funciones, ha logrado destacar  cuatro valores muy significativos: Garantizar las mayores distancias, un movimiento muy convincente en los recobros y paradas, emitir una gama muy extensa  de sonidos y establecer un punto de flotación exacto en el cuerpo de agua, y todo ello garantizado con soluciones únicas, innovando y “vestidos” impecablemente, resultado de serios estudios sobre la biología del mar, que la marca mantiene muy reservados como base para sus –cada vez- nuevas y mejores entregas e ir cubriendo las necesidades de los pescadores de todo el mundo ¿queremos más?... 

Sí, y hay más, cuando le sumamos que según el diseño, hay señuelos que presentan hasta 2 recámaras con recorridos y tamaños de balines diferentes para garantizar el mejor casteo y una estabilidad muy superior al nadar o detener su recobro. A través de diferentes cámaras y materiales, cada señuelo es capaz de reproducir una escala tan diversa de frecuencias que son capaces de generar un poder de atracción muy por encima de lo que hemos conocido hasta ahora…  y por supuesto, todo este esfuerzo tiene que ver con la filosofía que desde el comienzo marcó el derrotero de la marca; conscientes, de que un señuelo por muy “bonito” que luzca o lo bien que se intente vender: si no pesca, pronto dejará de venderse; y esa es la premisa para el éxito de este emporio, que además de unos acabados y diseños impresionantes, llega al mercado occidental con una probada eficiencia como el mejor ejemplo, de cuan letal puede llegar a ser la belleza, cuando ambos valores logran interactuar para garantizar los mejores resultados.

El imperio

Así se ha ido construyendo este ejército –soldado a soldado- que ya sobrepasa los 250 modelos, frutos de la fusión del mejor talento y la tecnología de punta para trabajar desde la superficie hasta algunos metros de profundidad, con señuelos que miden desde los 3,8  hasta los casi 18 cm, o con pesos desde 1/8 de oz hasta pasada la onza de peso; cada uno para un uso determinado y con acabados específicos para cada aplicación, dejando al descubierto una filosofía muy peculiar, que el mismo Adachi resume como: “No producimos partes, producimos una herramienta completa, capaz de lograr su objetivo final”.

No hay profundidad o especie que no cubra la extensa gama de productos DUO, incluyendo (y una de mis satisfacciones mayores) los diseños para ser usados en la pesca de surf y playas, verdaderas obras de arte con excelente desempeño, que llegan precedidos de muy buenas críticas por los surfcaster de varias aguas.

En la actualidad, además de liderar con creces un nicho bastante exigente, la marca es el “top of line” entre los surfcaster que ocupan las orillas de los mares de países como Francia, Italia, Portugal, Australia, Rusia, Grecia y la India entre otros, cosechando éxito tras éxito y donde la serie Tide Minnow –por ejemplo- ya es toda una leyenda para los pescadores de agua salada, sin dejar a un lado su serie Realist, pensada para la pesca de lobina y de un éxito rotundo en todo el orbe.

De esta forma DUO, desde su planta en Shizuoka, Japón, ha vendido en apenas 17 años de vida, cerca de 16,000,000 de señuelos, resultados muy convincentes que lo destacan muy por encima de la media, convirtiéndose en embajador de la mejor calidad en un mercado que para DUO, cada vez parece ser menos competitivo.

Sus mercados han crecido como no ha logrado ninguna marca, por ello en el último año, sus productos vienen ocupando los mejores reportes en más de 30 países, incluyendo su reciente inclusión al mercado norteamericano. DUO también ha trabajado en conjunto con tras marcas, logrando excelentes productos como los que asume con IMA, otro líder del mercado oriental de señuelos, con el que ha lanzado varios productos.

Según reporta Sheila Murphy,  CEO de DUO para América del Norte, ya se establecieron las oficinas centrales en Ontario, Canadá y en Davie, Florida, donde la firma ubicó estratégicamente sus almacenes regionales con toda la infraestructura necesaria para que las solicitudes de la marca, no sufran de falta de disponibilidad, característica de la mayoría de los productos japoneses, sino por el contrario: garantizar un total abastecimiento y especial atención a tiendas y distribuidores, complementando de forma inmediata sus entregas y que en nuestro país, gracias –nuevamente- a DOA México, ya podemos contar con casi todo su catálogo, que como con otros productos, irán ofreciendo en la medida que se vaya completando el stock en los almacenes de Davie, de forma permanente.

Somos el primer país en orden de distribución en América Latina, y de los primeros del continente en gozar de estos productos que si bien llegan para complementar la caja de cualquier pescador, también establecen un precedente para quienes disfrutamos encontrar nuevas soluciones para nuestro deporte, con mejores productos y tecnología de punta, que sin duda  pueden  elevar la pesca a un siguiente nivel de retos y experiencias que seguro, sabremos aprovechar.

De las primeras muestras que  hizo llegar la marca, en verdad queda poco por decir. Si en la pesca de agua dulce, como lo es la pesca del bass o lobina, los habituales de esa modalidad pueden disponer de productos por encima de la media en algunas marcas, para los pescadores de agua salada, no había hasta este momento un producto tan completo, que marcara tanto la diferencia con los artificiales a los que estamos acostumbrados que constituyen excelentes muestras del talento creador y la voluntad por innovar de esta marca con productos de calidad superior, llegados del otro lado del mundo para sembrar un camino que de seguro va a brindar muchos frutos y buenas experiencias, tanto en el mercado de agua dulce, como en el mar.

¿Los precios?

Siempre pienso que “caro” o “barato” pueden depender de  las prioridades del comprador. DUO  no es más caro que otros señuelos top of line, menos, cuando se trata de un producto  que es fruto de la mejor tecnología, excelentes materiales y un privilegiado talento; concebidos no para “pescar pescadores”, sino satisfacer de forma muy eficiente nuestra demanda de capturas y ello tiene un precio, que me atrevo a nombrar: justo, más, cuando se conoce y se siente (y si se pueden disfrutar, mejor) lo que se tiene en las manos.

Lo que llamo “la democracia del mar” es que cada cual puede pensar qué, cómo y cuánto disponer para priorizar el disfrute de una pasión, porque al fin y al cabo, el mar, los sueños y los retos, no entienden de dineros: se asumen y se disfrutan ¿o no?

Nos vemos en el siguiente número, con los DUO en el agua.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]