Artículo
1er. Torneo La Cruz de Huanacaxtle de la Riviera Nayarit
Por: Manuel Solís

Pisar nuevamente las tierras nayaritas  es un espectáculo que complace los sentidos desde el primer momento. Por algo dicen que Dios permaneció un poco más de tiempo ahí. Personalmente hacía 3 años que no visitaba ese increíble estado cobijado por la Sierra Madre Occidental, que presume, un hermoso traslape de montañas que descienden formando pequeñas playas escondidas entre cerros y acantilados, en un paisaje poco común, donde convergen la naturaleza proveniente del mar y la montaña. 

El arribo a Nayarit.

La llegada de Troleo a mediados de Octubre, fue al aeropuerto internacional de Puerto Vallarta en Jalisco donde nos esperaba el siempre amable y sonriente Guillermo Guerrero, encargado de Relaciones Públicas de la OVC (Oficina de Visitantes y Convenciones) de Riviera Nayarit. Recorrimos sólo 10 kilómetros para cruzar al estado vecino: Nayarit, donde se ubica Nuevo Vallarta, el primer escalón del andador turístico conocido comercialmente como Riviera Nayarit, donde se concentran algunos de los mejores hoteles de todo el estado al igual que en el desarrollo vecino de Flamingos, dos complejos hoteleros y departamentales que comparten características similares de lujo y privacidad que se han vuelto muy populares entre los turistas nacionales y extranjeros.

Nuestro anfitrión de siempre, Diego Arvizu representante de medios de comunicación para la OVC de Nayarit,  no dejó nada al azar para hacernos sentir bienvenidos como es su costumbre. El nuevo Hard Rock Hotel con sus 348 habitaciones con jacuzzi y su imponente mural en el lobby, elaborado con 3,000 carátulas de aquellos “viejitos” discos de vinilo que forman -como por arte de magia- la figura de Carlos Santana y su inseparable guitarra, fue el hotel sede para los medios de prensa que cubrirían el evento, entre ellos nuestra publicación, como la única especializada en pesca deportiva de agua salada de México. 

No puedo dejar de mencionar que es de llamar la atención  la visión y el trabajo conjunto de la OVC y el gobierno de Nayarit que han sido factores clave para el posicionamiento de Riviera Nayarit como marca turística reconocida en el país y en muchas partes del mundo, en una labor de poco más de 5 años, y que hoy es referente de los mejores eventos a nivel nacional e internacional, ejemplo de ello son el Tiaguis Turístico 2012 y el Foro Económico Mundial en América Latina realizados este año en ese estado.

Ese mismo día por la tarde nos trasladamos con el equipo de prensa a la inauguración del evento en La Marina Riviera Nayarit, ubicada en el pintoresco pueblito de la Cruz de Huanacaxtle, una hermosa instalación de clase mundial, cómoda y bien estructurada para que más de 350 embarcaciones tengan abrigo seguro y cuenten con una infraestructura de las más modernas.

En un ambiente festivo se desarrolló la inauguración, entre música en vivo del mariachi, puestos de comida típica de la región y entrevistas en vivo por la TV local con los organizadores del evento, donde sin duda el más asediado fue el presidente del Club de Pesca Deportiva de Tepic, el ingeniero Carlos Menchaca, quien  mencionó que Nayarit es uno de los mejores lugares de pesca en el mundo, afirmación que corroboramos en días posteriores. Esa noche el registro final al torneo sumaba un total de 78 equipos inscritos. 

Primer día de torneo.

Poco antes de las 7 de la mañana  terminaban los preparativos en las embarcaciones para dar entrada a los actos protocolarios del torneo. Después de los honores a la bandera, sonaron las salvas de salida y decenas de embarcaciones se despedían enfilando proa hacia  aguas azules, mientras el astro rey aún no decidía levantarse.

La mayoría tomaban rumbo a la Corbeteña y el Banco, puntos calientes famosos por sus grandes capturas en cualquier época del año y centro de las mejores historias de pescadores de la región.

Ese día salimos a vivir la experiencia en el barco comandado por Don Jorge Magaña, entusiasta pescador Nayarita de toda la vida, que como bien decía esa mañana al grupo que lo acompañábamos: “Señores yo vine a ganar, no a pasear”. 

Navegamos 20 millas hacia la Corbeteña y llegando rodeamos la pequeña isla que apenas sobresale del mar. Se tiraron un par de cañas armadas cada una con unos Xrap de Rapala, con una línea de mono de 60 lbs en la argolla del triple trasero, de donde penden dos pulpitos de goma de unos 5 cms con un pequeño anzuelo, así capturaron los bonitos o “chulas” que fueron reservados para especies mayores. Los bonitos eran colocados en los “tuna tube” listos para su preparación.

En un vivero muy bien acondicionado se tenían “ojotones” que en minutos venían haciendo su trabajo detrás de popa. Cuando se terminaron de armar los bonitos se fueron al agua para tentar a depredadores mayores que merodean las aguas de ese punto de pesca que ronda entre los 600 y 90 pies de profundidad en la periferia.

Nos rodeaban algunas embarcaciones de pesca  y otras naves de recreo que igual, participaban en la contienda sumándole importancia al evento. Se mantuvo el día con varios reportes, en nuestra embarcación tuvimos un ataque bastante fuerte por la mañana que arrebató la línea estrepitosamente pero no vimos saltar al animal, creemos que fue un buen atún.

En los alrededores de la Corbeteña, cientos de delfines se daban un festín con la carnada viva de todas las embarcaciones dificultando la pesca, no daban tregua con bonitos y barriletes que se comían sin ningún temor a engancharse, “sabían” perfectamente hasta dónde y cómo morder, tomándolas de atrás y jalando poco  a poco hasta deprender el pez, bajo la mirada crispada de los capitanes que no daban crédito a tal voracidad.

Al medio día seguimos troleando con un juego de lures y lisetas en el spread y un dorado de 11 kilos salió disparado de un tronco que venía flotando a la deriva. Con un buen trabajo con la caña, en menos de 10 minutos ya teníamos un dorado abordo.

A las 4 de la tarde enfilamos hacia Bahía de Banderas,  troleando  a media velocidad con lisas y ojotones muertos y de pronto el grito del capitán en la torre que anunciaba el ataque de un pico en uno de los tangones. Todos saltamos de nuestros lugares para ver la maniobra de enganche del picudo que resultó ser un hermoso pez vela. Mientras el capitán hacia su trabajo con la caña, Ramón nuestro marinero, subía rápidamente al segundo piso de la Viking para acelerar la marcha y lograr un buen enganche. Don Jorge trabajó el vela sin ningún problema que subimos para la foto con el equipo y nos dirigimos de inmediato a la marina.

Al llegar, el equipo Mankuka ya se encontraba celebrando  una captura estupenda de atún que marcaba los 88 kilogramos, algo sumamente difícil de batir aun cuando faltaban dos días más de pesca.

En la categoría de marlin, el equipo Lucky Day III se llevó los lauros con un azul de 94.300 kgs que lo colocaba en primer lugar hasta el momento, pero contrario al ejemplar de atún, éste sería más fácil de superar y en pez vela el equipo “Contender” realizó una buena pieza de 36.40 kgs.

Quedaban dos días por delante y se reportaron muchos “strikes” de marlines grandes que no se habían logrado.

Nayarit extremo. Segundo día de torneo.

El segundo día de torneo dejamos las fotos para el cierre de báscula programado a las 5 de la tarde para conocer un poco el Nayarit extremo, el de la aventura y junto con Diego Arvizu y otros compañeros de prensa partimos hacia Vallarta Adventures, empresa dedicada a inyectar adrenalina a todo aquel que visita sus dominios ubicados en uno de los puntos más altos de la Sierra Madre.

Para no extenderme en esta travesía,- que recomiendo a toda persona que le guste este tipo de excursiones extremas-, solo quiero comentar que tuvimos primero que navegar  en un bote inflable de alta velocidad  por la costa sur de Bahía de Banderas hasta Boca de Tomatlán, una apartada playa a orillas de la selva, para desembarcar y con las misma, subirse en un tipo de camión de la segunda guerra mundial tipo todo terreno para comenzar a subir la montaña hasta la base de Vallarta Adventures donde  los instructores brindan una descripción de todo el recorrido y las medidas de seguridad que hay que seguir durante la ruta.

De ahí, con una serie de arneses y cadenas fijos en la cintura, se recorre en mula un camino sinuoso entre pinos, árboles y mucha vegetación hasta la punta de la sierra, ahí muy cerca del paraíso,  nos esperaban nada más que 11 tirolesas de todos calibres y de las más altas de México; una cascada de 30 metros para bajar a rapel y muchos obstáculos en el camino. Yo no soy muy aficionado a este tipo de práctica pero debo decir que vale la pena perder el miedo  para admirar la grandeza de este recorrido ecológico cargado de retos y emoción.

Por la tarde regresamos  a la marina en Huanacaxtle esperando la llegada de los últimos equipos. Ese día fue mucho más productivo que el anterior. Lo mejor correspondía en la categoría de pez vela al equipo “Acayapan” que lograba un ejemplar de gran talla: 52.20 kgs!!, difícil de superar al igual que el atún.

El equipo “Calypso”  presentó un buen dorado de 18.10 kgs. y media hora antes del cierre, por el sonido oficial se anunciaba el arribo de dos buenos marlines: el equipo “Anita” que presentaba un ejemplar de marlin azul de 167 Kgs. seguido de la embarcación “Milonga” de Carlos Menchaca, pescador con varios lauros en su haber, que arribaba con otro azul que detenía la báscula en los 180.30 kgs., otra voltereta más en la categoría más reñida del torneo. El cierre fue de película y faltaba aún el tercer día de pesca.

Día de libre para todos. Rumbo a Punta Mita y Bucerías.

Esta idea de un día libre para los pescadores nos pareció estupenda. Permite un poco de descanso para reponerse y poder aprovechar el conocer algún sitio de interés para los que viajan en grupo, con la familia o con los amigos de equipo. 

La logística para los medios era dejar el hermoso hotel Hard Rock para trasladarnos hasta el complejo turístico de Litibú a escasos 30 kilómetros de Nuevo Vallarta y hospedarnos en el exclusivo resort  “La Tranquila” ,  como su nombre lo dice: un oasis de paz enclavado entre la playa y un campo de golf diseñado por Greg Norman.

De ahí partimos hacia el poblado ribereño de Punta de Mita, un lugar tranquilo donde se encuentran las hermosas  playas de El Anclote y Corral de Risco, dos de sus principales atractivos. Más al norte de Punta de Mita, en el límite continental de la Bahía de Banderas que culmina con una península, se encuentra el exclusivo desarrollo de Punta Mita, (no confundir el nombre del pueblo con el del desarrollo), una versión terrenal del Edén de 700 hectáreas de extensión.

Emma Pérez, gerente de mercadotecnia del lugar, nos condujo en un carrito de golf por todo el desarrollo que alberga entre otras cosas: 2 campos de golf, diseños de Jack Niclaus, donde un hoyo se disputa en el mar, sobre un islote conocido como “cola de ballena”, dos hoteles 5 diamantes: el St. Regis y el Four Seasons y varios establecimientos acordes a la exclusiva oferta turística del lugar como restaurantes gourmets, clubes de playa privados, gimnasios, bares, etc. rodeados de exuberante vegetación que acompañan todo el camino.

Después de una opípara comida en Punta Mita, salimos a conocer Bucerías, un pueblito lleno de vida y color cuyo nombre deriva del principal oficio de los pescadores de esa zona: el buceo y extracción del ostión.

Ese típico pueblo, crisol de la Riviera Nayartita, cuenta con iglesia, kioskos, fondas, caseríos multicolores y sobre todo una oferta gastronómica donde lo mismo se anuncia un aguachile, como algún platillo internacional, sin faltar las aguas frescas con fruta de temporada y el aroma de comida recién hecha que inunda los callejones como el “Paseo del beso”, un paraje donde artesanos dan forma con sus manos a figuras de madera, concha y metal. 

Fue un día muy a gusto para aprender un poco más sobre el extraordinario bagaje cultural de nuestro país y conocer  destinos como el desarrollo de Punta Mita y el pueblito de Bucerías, muy dispares en su captación de turismo, pero los dos con su sabor y su encanto.

Conociendo al ganador. Tercer día de torneo.

Comenzaba la cuenta regresiva. Por la radio se escuchaba con la comunicación entrecortada, el aviso de pelea de un marlin muy grande, un “animalón” comentaba el capitan de una embarcación que veía a distancia los brincos del picudo. Hasta ahí la información y apenas comenzaba la mañana.

Pocas horas después todos nos sorprendimos por la llegada del barco “Giallo” que pegaba al muelle. El ancho de la popa se quedaba corta con el enorme marlin negro que reposaba a los pies de la tripulación. Izar semejante captura al muelle de embarque demandó de buen esfuerzo. Minutos después de pesado y medido, el juez principal, oficializaba nada más y nada menos que  ¡¡¡325 kgs. de peso!!!! del hermoso animal que estaba siendo acomodado en la barra de capturas. La felicidad del equipo no era para menos, esa era una pieza récord para cualquier torneo en esa zona del Pacífico Mexicano y el tapatío Jorge Amarillas, comandante del equipo, no cabía en sí.

El récord de marlin de 322.700 kilogramos impuesto hacía seis años durante el primer torneo de pesca de atún y marlin de Riviera Nayarit, fue superado.

Fantástico día para el equipo Giallo, pero ese no fue el único marlin grande del día, en los últimos minutos antes del cierre el equipo “Animal House” se subió al podio al final de la tarde cuando presentó un azul de 188.400 kg para quedarse inesperadamente con el segundo lugar de la categoría.

En pez vela se presentó un ejemplar de 40.70 kgs. del equipo “Club de Pesca de Vallarta”, en atún no hubo nuevas capturas y en dorado hubo su dosis de controversia cuando un equipo presentó un ejemplar de 18.60 kgs, pero cargada intencionalmente con carnada en el buche, y se resolvió  la descalificación del equipo para conceder el primer sitio a Calypso con su captura de 18.10 kilogramos presentada el segundo día.

Al cierre de báscula se hacía el anuncio oficial de los resultados donde se confirmaban las posiciones finales del torneo.

Se entregaron 7 automóviles último modelo:,  3 a los primeros lugares de pez vela, otros 3 a cada primer lugar de las otras categorías, 1 se rifó entre los participantes y hubo premios de equipos profesionales de pesca y viajes todo incluido a los segundos y terceros lugares.

La pesca de Riviera Nayarit es para romper récords, así se demostró en este Primer Torneo Internacional de La Cruz de Huanacaxtle, en el que se impusieron muchas marcas, entre otras, se rompió el de capturas ya que en los tres días de pesca oficial se registraron 129 capturas por encima de los pesos límite mínimos establecidos en el reglamento.

Así terminó nuestra visita a este maravilloso destino que goza de merecida fama, donde quedaba en claro el esfuerzo del gobierno, instituciones privadas y patrocinadores para consolidar este torneo que seguro seguirá dando de qué hablar, y que camina con pasos firmes para convertirse en uno de los mejores de México y del mundo.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]