Artículo
Crónica de un torneo de pesca con mosca
Por: Nassim Joaquín

La oferta de los torneos de pesca con mosca para peces de pico siempre ha sido reducida. Pocos pescadores pescan picudos con mosca y menos que éstos compitan entre sí. A nivel mundial no hay más de 4 Torneos en el mundo, uno de estos torneos es el Jake Jordan Invitational Fly Challenge que organiza el pescador Jake Jordan en el campo de pesca Casa Vieja, en la Costa del Océano Pacífico Guatemalteco, un torneo de captura y liberación para pez vela y marlin con caña de mosca. 

El Torneo se realiza cada año a principios del mes de enero y exactamente con un año de anticipación recibí la invitación para participar. Para los pescadores con mosca todo es preparación. Con meses por delante se atan las moscas, se arman leaderes, se ajustan los nudos, se afilan los anzuelos, se revisa el equipo de pesca y se vuelve a revisar una y otra vez. Se prepara toda la logística del viaje y todo se afina para estar al 100%.

Como yo vivo en Cozumel, me trasladé a Cancún y de ahí volé a Panamá por COPA Airlines. Panamá es el mejor lugar para conectar con Centroamérica y Sudamérica, cambias de vuelo muy fácil y eficientemente, de ahí a Guatemala. En el aeropuerto de Guatemala me recibió gente de Casa Vieja Lodge y recorrí una hora y quince minutos por carretera hasta llegar a Puerto Quetzal donde se ubica el lodge.

El escenario

Guatemala puede ser un país pequeño geográficamente, demográficamente y económicamente, pero sus leyes sobre la pesca deportiva son de primer mundo. Tienen una avanzada legislación de protección a los peces de pico e impone fuertes multas como sanción a la muerte de un pez, que en casos de reincidencia terminan en cárcel para los infractores y la justicia aplica a pescadores deportivos y a pescadores comerciales por igual. De ahí la gran productividad que es literalmente imbatible con liberaciones de docenas de peces por día por embarcación, lo que convierten a las costas del Pacífico de Guatemala en una de las mayores concentradoras de estos magníficos ejemplares a nivel mundial.

El lodge o campo de pesca  Casa Vieja es un lugar excepcional, un refugio privado para pescadores rodeado de jardines y vegetación tropical, construido hace más de veinte años por una de las más prominentes familias de Guatemala y en el sitio atracan embarcaciones de clase mundial, a cargo de capitanes de gran prestigio y renombre mundial. Casa Vieja es la sede del torneo que para esa ocasión nos repartiríamos en equipos de dos por embarcación. Mi compañero sería Nat Harris de Carolina del Norte, un caballero y un gran pescador. Nuestro bote el: “Release” una preciosa Merrit 37’ capitaneada por Francisco Alvarenga. Los adversarios en su mayoría eran pescadores veteranos de muchas capturas. Una de las figuras sobresalientes era la de Nick Smith, probablemente el pescador que más peces de pico ha capturado con mosca en la historia con más de 3,000 capturados desde los años 70’s a la fecha, él iba a bordo de la embarcación “Old Reliable”, una Bayliss 65’ guiada por un gran capitán de recién ingreso al salón de la fama de la pesca: Chip Shafer. En el Torneo también se encontraban pescadores como Brian Horsley del equipo de cañas SAGE y Jack Callion guía de pesca de Marathon, Florida y capitanes como Chris Sheeder y Mike Sheeder.

Las reglas del Torneo obligaban al uso estricto de las reglas de la IGFA. El leader podía ser de línea gruesa (usábamos 100 lb) pero éste no podía exceder 12 pulgadas (30 cm) de largo y después vendría la línea delgada o tippet de 20 lb (10 Kg) como máximo. Era obligatorio que el pescador lanzara la mosca hasta que el motor del bote se encontrara en neutral, y la tripulación solo podía asistirlo para teasear o acercar un pez a la popa del bote. El casteado, el enganche del pez y la pelea del mismo correspondían únicamente al pescador. Al llegar el leader a la punta de la caña o cuando el marinero tocaba el leader constituía un pez capturado. El pescador debía de pelear al pez por al menos 10 segundos antes de capturarlo y liberarlo. Esta última regla trata de evitar una lucha desigual en la que botes retroceden rápidamente apenas el pez se engancha y tocan el leader liberándolo sin mayor esfuerzo del pescador. Por ello, debían de pasar al menos 10 segundos para dar tiempo al pez de orientarse y huir.

Se otorgaban 100 puntos por cada pez vela capturado y liberado. 500 puntos si se trataba de un marlín y 50 puntos adicionales si se lograba recuperar la mosca. Algo difícil, si consideramos que el marinero solo tiene 12 pulgadas (30 cm) de línea gruesa de donde controlar al pez una vez que éste está a un costado del bote.

La pesca con mosca en aguas azules

Pescamos troleando como en la pesca convencional, pero solo con 3 cañas con carnadas sin anzuelos. Cuando un pez de pico surge tras la carnada el marinero se precipita sobre la caña de troleo y empieza a recogerla trayendo tras de esta a un embravecido pez que hace lo posible por tragársela, no tan rápido que el pez pierda interés en esta, pero tan poco tan despacio como para que logre alcanzarla, se la coma y desaparezca con un bocado gratis. El “teaseo”, como se le llama a la acción descrita anteriormente, requiere de mucha habilidad por parte de la tripulación. Cuando el pez está a unos metros de la popa del bote, el capitán detiene el barco y el marinero retira la carnada que viene persiguiendo el pez vela o marlin con un fuerte jalón vertical. El pez da vueltas buscando desesperadamente su presa, es entonces cuando el pescador lanza su mosca y el pez pensando que esa  es la carnada que perseguía, la muerde quedando cautivo e iniciando la lucha entre pez y pescador. Cada vez que un pez era enganchado, se debía llamar por radio a Casa Vieja, reportarlo y apuntar un número que se nos comunicaba para su registro. Debíamos notificar si el pez había sido capturado y si la mosca se había recuperado y teníamos los 50 puntos adicionales o no.

Este tipo de pesca es un trabajo en equipo y se requiere una perfecta coordinación entre la tripulación: que capitán, marineros y pescador jueguen sin error en sus respectivas posiciones. Previo al torneo hubo un día de práctica, ese día fue el mejor para el “Release.” Liberamos 3 peces velas con mosca y la cereza en el pastel fue un enorme marlin azul que toco a mi compañero Nat Harris capturar. Pescar un marlin  siempre es un reto, pero pescar un marlín azul de más de 250 libras, teaseado a unos metros de la popa del bote y pescarlo con un equipo de pesca tan ligero es toda una hazaña.

Los tres días del torneo

El primer día de pesca las 7 embarcaciones con los 14 pescadores con sus tripulaciones estaban listos para zarpar. La pesca desafortunadamente iba a la baja y las cantidades de peces por los que Guatemala es mundialmente conocida simplemente no estaban ahí. Aun así, era buena pesca en cualquier otra parte del mundo.

Ese día tuvimos tras nuestras carnadas 5 peces vela, de los cuales logramos enganchar 2 y finalmente pescar 1 (Nat Harris). La noticia del día la ponía el equipo de Nick Smith e hijo, con el capitán “Chip Shafer” del “Old Reliable” que habían capturado y liberado un marlín azul con mosca colocándose en el liderato del Torneo.

El segundo día de pesca fue mejor para nuestro equipo. Tuvimos 14 peces velas tras las carnadas de los cuales enganchamos 6 de estos y pescamos 3 (1 de Nat Harris) y (2 Nassim Joaquín). Adicionalmente a las moscas recuperadas por nuestra tripulación que nos dieron puntos extras, logramos meternos a los primeros lugares. La tabla de posiciones cambio mucho, el puntero, persiguiendo su obsesión por otro marlin no volvió a pescar nada en los días siguientes y un nuevo líder se levantó para el segundo día: el francés Lucien Lafonte y su compañero Tony Weaver abordo del “Intensity.” Lucien Lafonte pretendía refrendar su título  ganado el año pasado.

En el tercer y último día de pesca se sentía la presión. Esa era una mañana especialmente difícil para todos los participantes. Los peces de pico estaban ahí, sin embargo, era realmente difícil acercarlos hasta la popa del bote, simplemente perdían el interés en las carnadas y no las seguían. De 10 que salieron tras nuestras carnadas, solo logramos presentar la mosca a 3, mismos que enganchamos, capturando Nat Harris 1 de estos y Nassim Joaquín 2. Pat Ford, uno de los mejores fotógrafos de naturaleza y en especial de pesca deportiva a nivel mundial nos acompañó ese día y con un escenario perfecto sobre un mar en calma, plasmó unas imágenes espectaculares.

Cerramos el Torneo en tercer lugar general, y un servidor en segundo lugar como mejor pescador del torneo con Paul Mcgarvie -quien de acuerdo a las reglas venció por tiempo, pues capturó su último pez primero-. Los ganadores fueron el francés Lucien Lafonte (mejor pescador del Torneo) y su compañero de Alaska Tony Weaver en el “Intensity”. Nuestro equipo, el “Release” vino de menos a más y pocos puntos nos separaban del segundo y primer lugar en un torneo con un final cerrado y competido.

El Jake Jordan Invitational solo entrega premios, no reparte automóviles o grandes sumas de dinero, lo que finalmente importa es la camaradería, el hacer nuevas amistades y refrendar las antiguas, el disfrutar de un mojito bien frío después de un largo día de pesca, el aprender nuevas técnicas y compartirlas con otros, el navegar con algunos de los mejores capitanes de este hemisferio y aprenderles lo más que se pueda, pero sobretodo, el poder pescar y hacerlo en un mar que aun en sus momentos malos, ofrece decenas de peces de pico al día a sus pescadores, sin duda, gracias a la conservación y la pesca responsable que hacen sus pescadores, la legislación vigente y  la aplicación de las leyes que impone el gobierno de Guatemala.

Enhorabuena a Guatemala, al lodge Casa Vieja y a Jake Jordan por la gran organización de su Invitational Fly Challenge.

Si alguien esta interesado en participar en el torneo o pescar en Guatemala pueden enviar un email a Jake Jordan o a Casa Vieja Lodge y las puertas estan abiertas para recibirlos. Todos los barcos participantes en el torneo son del campo de pesca Casa Vieja y se rentan para ese evento en particular o cualquier día del año.

 


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]