Artículo
Marcando la diferencia
Por: Nassim JoaquĆ­n

 Año con año se lleva a cabo el viaje anual del Club de Pesca con Mosca Península A.C., esta vez el destino fue el pueblo de Punta Allen, en la Bahía de la Ascensión, México del 21 al 25 de septiembre 2011. Pero a diferencia de otros viajes, este tenía un propósito adicional: el arranque de la segunda etapa del programa de conservación del macabí y de la palometa junto con el Bonefish & Tarpon Trust iniciado el 11 de junio del 2011 en la isla de Cozumel (ver edición 19 de revista Troleo el artículo de la primera etapa de marcación) .

Con este viaje el Club Península arrancaba el proyecto en la parte continental de la península de Yucatán, el destino de pesca deportiva ribereña más importante del sur de México: la Biósfera de Sian Kaan, que abarca las Bahías de la Ascensión y del Espíritu Santo.

Nueve pescadores deportivos: Ataulfo de la Cruz (Mérida), Agustín García (Mérida), Raúl Castaneda (Campeche), Alejandro Vega (Holbox), Jessy Guevara (Holbox), Nassim Joaquin (Cozumel), Aníbal de Iturbide (Cozumel),  Gary Evans (Texas) y el Biólogo Rafael Chacón, director del proyecto de conservación en México, participaron con guías de pesca de Punta Allen a los que se les presentó el proyecto y aleccionó en el programa de marcado. Colaborando con nosotros y a cargo de recabar toda la información que produzca el programa en Punta Allen está el guía de pesca del Palometa Club Lodge: Juan Carlo Rendón Choc.

Los guías de pesca se mostraron interesados por saber cuáles eran las migraciones del macabí y de la palometa. Pero sobretodo querían saber qué tan frecuentemente se mueven éstas hacia la otra Bahía, la del Espíritu Santo. Muchas preguntas surgieron en la presentación, por ejemplo: en determinados meses del año periódicamente encontramos palometa en ciertos lugares de la Bahía, ¿Son éstas las mismas o son nuevos grupos de palometas?... ¿Porqué frecuentan esos lugares en esas épocas del año?... ¿Son las palometas de la Bahía de la Ascensión las mismas que frecuentan la Bahía del Espíritu Santo?.. ¿Pueden llegar éstas hasta Belice?... ¿Se mueven al sur o al norte mayormente?... ¿Cuántos años vive en promedio una palometa?... estas y muchas otras preguntas solo podrán responderse cuando se marque un número importante de palometas y cuando se empiecen a recapturar.

Recordemos que el Dr. Aaron Adams menciona que solo entre el 5% y el 10% de los peces marcados se recuperan y el proyecto de marcaje de palometa hoy patrocinado por la prestigiada marca de lentes para pescadores Costa del Mar, apenas inició en Florida en el 2010 y en México en verano del 2011.

Si bien el macabí (Alvula vulpes) es muy importante como especie de pesca deportiva en la Bahía de la Ascensión, el rey es sin duda la palometa (Trachinotus falcatus) y los guías de pesca así como el Bonefish & Tarpon Trust están especialmente interesados en conocer más sobre esta especie. Por lo que se han abocado a marcar especialmente palometas, las cuales son menos abundantes que el macabí y mucho más elusivas y difíciles de capturar –sobre todo con la caña de mosca.

La salida a pescar y el marcaje de ejemplares.

Excelentes días de pesca por la mañana con un mar en bonanza total tuvimos el fin de semana de marcaje, era como pescar sobre un espejo de agua. Por las tardes agradables tertulias entre los pescadores del Club Península y los guías de pesca de Punta Allen, intercambiando información sobre estas especies y degustando entre otras delicias culinarias: langosta, ceviche de pescado, tuchitos, y unos cuantos abadejos a las brasas. Todo un deleite y un gran convivio para todos.

El viaje fue todo un éxito pues al final de los 3 días de pesca se capturaron entre 9 pescadores en 4 embarcaciones: 145 macabíes y 9 palometas, además de robalos, sábalos, cazones y lady fish.

Hubieron dos Super Grand Slams (4 especies distintas capturadas en un día de pesca por un pescador) y un Grand Slam (3 especies distintas capturadas en un día de pesca). Todas las palometas (las primeras que se etiquetan en todo México) fueron marcadas . No así en el caso de los macabíes, pues muchos tenían menos de 12 pulgadas de largo que es el mínimo requerido para poder colocarles una marca.

De hecho algunos algunos de los resultados del programa se empiezan a vislumbrar en base a la información que viene recabando Cozumel y la Bahía de la Ascensión, que son los destinos en donde ya está en práctica el programa, como por ejemplo, en que el tamaño del macabí de la isla de Cozumel es mayor que el de la Bahía de la Ascensión, con un promedio de 16 pulgadas de largo y un peso aproximado de 3.5 lbs; mientras que en la Bahía de la Ascensión el macabí promedio que se ha capturado ronda las 13.5 pulgadas de largo y un peso promedio de 2 lbs. Sin embargo, esta información no es final y puede ir cambiando conforme avance el programa y se reciba más información y recapturas.

Es variable el tiempo en que la marca permanece en el pez, pero pueden ser un par de años aproximadamente. Un pescador que captura un pez con una marca debe dejar la marca en el pez y liberarlo (eso es lo correcto para ayudar a la conservación de la especie aunque no tengan marca),  pero antes de liberarlo es recomendable medir al pez  y de ser posible estimar su peso aproximado así como el lugar exacto donde se le capturó (esto último es lo más importante) y anotar o memorizar el número de la marca en el pez para así poder identificarlo.

Memorizar el número de la marca  no es muy difícil ya que todas vienen como en este ejemplo: MXY0001. El MX indica que es México, el Y que es Yucatán y luego viene el número de la marca (del 0001 al 1000), hay 1,000 marcas para México por ahora. Las marcas tienen un teléfono celular que es:

(987 )111 71 24 que esta de 9 a.m. a 10 p.m. prendido todos los días y es ahí donde pueden reportar un pez con marca o al siguiente correo electronico: bacalar75@hotmail.com o greenpez@hotmail.com y mencionar los datos recabados.

El programa avanza en México gracias a la colaboración de amigos pescadores, guías de pesca, científicos, autoridades y patrocinadores. El siguiente paso del programa es la visita del Dr. Aaron Adams del Bonefish & Tarpon Trust y del Biólogo Rafael Chacón Director del proyecto en México al reconocido campo de pesca Casa Blanca en la Bahía de la Ascensión –en Punta Pájaros, para la implantación del programa, así como al campo de pesca Playa Blanca en la Bahía del Espíritu Santo. Posteriormente, se pretende iniciar el programa en la Bahía de Chetumal, particularmente con los pescadores deportivos del pueblo pesquero de Xcalak.

Colaboremos todos con esta causa y aportemos nuestro granito de arena para ayudar a conservar las especies que tanto entusiasmo nos producen cuando logramos una buena pesca. Marquemos la diferencia y salvemos nuestro planeta.

 


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]