Artículo
LOS FANTASTICOS MIRROLURE
Por: Rolando C√≥rdoba

Pareciera que a pesar de tener más de tres cuartos de siglo en el mercado, Mirrolure no goza de la misma popularidad que gozan otras marcas de señuelos. Hay  quien desconoce la marca a pesar de llevar años pescando, sin embargo pescadores leales a la firma hasta han constituido  escuelas para enseñar a pescar usando solo señuelos Mirrolure. Hay quien comenta que no son señuelos para principiantes, sin embargo he compartido aguas con colegas que los han lanzado por primera vez y recobrando de manera arbitrarea y han obtenido capturas...

Suerte, casualidad, o estamos hablando en realidad de un señuelo muy efectivo 

La historia comienza cuando Harold LeMaster (fallecido en enero de 1988) fundó hace casi setenta y cinco años L&S Bait en Bradley, Illinois; donde siempre será recordado por su enfoque innovador y su marcado interés en desarrollar señuelos con el mayor poder de atracción posible y bajo esas bases nació su primer artificial: el famoso Shiner Minnow; lure que hoy, nuevo en su caja original puede representar en el closet de un coleccionista unos cuantos dólares en calidad de vintage. El uso exclusivo de materiales muy reflectantes insertados dentro del cuerpo de plástico duro, garantizaron desde el principio la perpetuidad del brillo y los flashes en el interior del señuelo para más protección contra los dientes de los depredadores, solución que junto a los ojos rojos en 3D personalizaron desde un comienzo los productos de Mirrolure. Estos señuelos se diseñan, se moldean y se producen en los EEUU, para ser enviados a Costa Rica, donde se ensamblan y se regresan a su casa matriz. Ahí se prueban, se envasan y se distribuyen a varios países donde son esperados por millones de seguidores en todo el mundo, con la ventaja además (sobre todo en estos tiempos de manufactura globalizada) que se siguen fabricando con el mismo cuidado en los detalles, que impusieran sus creadores en la planta de Illinois.  

No sorprende que otras marcas en ocasiones ofrezcan “nuevas” propuestas con soluciones puestas en prácticas y desarrolladas por Mirrolure desde muchos años atrás y  donde siempre se han destacado; ejemplo de ello es la creación y perfeccionamiento de  los señuelos de hundimiento lento con uno de sus mayores logros:  el  aclamado Cacht 2000. Este diseño  logra que el señuelo se quede suspendido en la  mejor zona cuando se encuentra en aguas bajas  debido a su factor de inmersión neutra.  

Las ventajas de estos artificiales se han ido incrementado sin muchos cambios año con año lo que dice mucho de un desarrollo acertado y de probada efectividad que siguen haciendo valer hasta  su última entrega: la muy bien recibida serie Luminescence. En cuanto a materiales, Mirrolure resulta famosa por el uso de excelentes componentes en todas sus series, como lo demuestra con las faldas en la serie Ilan: una de las preferidas para troleo en aguas azules. Otras buenas soluciones patentadas son el diseño de la boca de los Popa Dog -sin competencia entre los superficiales- e igual de efectivas que cuando salieron al mercado, así como el método de anclaje por tornillos de los anzuelos en algunos de sus modelos -únicos en su categoría- para dejar en claro que sí: que se trata de una excelente marca de señuelos proyectada para pescar peces y no pescadores, que ha mantenido su fama a base de buenas prestaciones sin necesidad de materiales super costosos ni despliegues de alta tecnología que agradecemos a la hora de los costos y por ello, quisimos compartir un poco de información básica para comentar  al menos, sobre los más usados en la pesca de playa, esteros y costas sin ningún orden prioritario. 

SERIE LUMINESCENCE

Haciendo referencia a tres de los modelos más comunes de esta serie, podemos afirmar que presentan lo más novedoso de la marca insertando en su interior una placa de aluminio luminiscente que duplica y direcciona la refracción de la luz en todas direcciones, resultando doblemente atractivo y con formas y acabados muy parecidos a los peces pasto. Se incluyeron sonajas en los Mirromullet (paseantes), permitiendo su ubicación desde mayores distancias y conformando los tres modelos con excelente calidad en anzuelos reforzados, ojos rojos en 3D  y argollas de acero inoxidable.   

El MirrOmullet o 16MR es la versión de superficie, muy vistosa, ideal para aguas bajas o flats para usar la técnica de “walking the dog” (paseando el perro) efectivo para casi cualquier especie que ande en los esteros y orillas de la playa sobre todo en aguas tranquilas. Se presenta en tamaño único de 3”, 2 anzuelos y un peso de 3/8 oz lo que lo hace muy fácil de lanzar a grandes distancia. El sonido de sus sonajas puede ser escuchado por su baja frecuencia desde muy lejos y hemos probado su efectividad con sábalos, barracudas, lady fish y sobre todo jureles, que se le enciman con mucha agresividad donde quiera que este señuelo aparezca. 

El MirrOminow o 19MR  es un jerkbaits que se suspende entre la superficie y 18” (pie y medio de profudidad) de agua haciéndose muy efectivo por su parecido a pequeños alevines que rondan en solitario y medio desesperados las orillas de las playas. Cuando se recobra a tirones pegado a la superficie se brinda como una oportunidad que pocos depredadores dejarían pasar, dejándose ver como el pececillo desesperado y solitario buscando refugio. Mide  3-1/4”  de largo y con peso igual de 3/8 oz y  por lo estilizado de su diseño se lanza muy lejos; se mueve tan rápido como un dardo en el agua, desplazándose muy fácil y rápido desencadenando unos ataques y persecusiones muy violentas. Igual resulta muy efectivo dejarlo caer en un cardumen comiendo en la superficie cuando andamos embarcados cerca de las costas y debe recobrarse a pequeños tirones, secos y bruscos. No tiene depredadores fijos y puede ser atacado por casi cualquier especie de la costa y los esteros, por lo que yo no oculto, que entre todos, es de mis preferidos. 

El MirrOdine o 17MR este es de cuerpo más voluminoso aunque más angosto logrando más presencia en el agua; imita muy bien a una sardina por lo redondeado de la panza y al tirar de él y tener cuerpo más delgado flatea (bamboleándose sobre su eje central) dejando escapar fuertes destellos de sus lados para llamar la atención desde mucha distancia. Tiene los mismos anzuelos que el anterior (19MR) y al lanzarlo se suspende un poco más profundo: alrededor de los 2 pies (24”) por lo que podemos usarlo en aguas un poco más profundas. Es el único de los tres que tiene  dos versiones  y pesa solo ¼ oz  y al ser más ancho no se lanza tanto como el 19MR, sin embargo no puedo decir que no alcanza buenas distancias  solo que resulta mucho mejor si lo hacemos en dirección con el viento. La versión que tengo es la más pequeña o sea de largo de 2.5” y ¼ de oz de peso, e igual me ha resultado de maravillas. Habría que probar la versión mayor 17MRXL (3” y 3/8 oz de peso y se suspende igual a 24”) aunque conociendo la efectividad del más pequeño no dudo para nada la de su hermano mayor que no hemos podido conseguir en México. Igual se maneja a tirones cortos y ambos (19 y 17MR) tienen la ventaja de la suspensión que es uno de los aspectos más seductores en aguas bajas, y lo mejor –como todo suspending- es que permiten que el señuelo permanezca más tiempo en el agua. 

MirrOlip L29MR

Este nuevo señuelo ahora conocido como el “29-lip” (por la inclusión del labio) se sumerge entre 2 y 5 pies dependiendo de la velocidad de recobro. Su bamboleo (wobbling) es muy llamativo en cada recobro simulando un pez herido llamando considerablemente la atención. Cuenta con una sonaja visible y anclada en la panza, centrando el centro de gravedad y posibilitando casteos muy largos. Mide 4.5” y un peso de más de media onza (5/8). Su eficiencia es magnífica usándolo como crankbait con recobros continuos intercalando pequeños tirones, siendo muy atacado por robalos, corvinas, jureles, barracudas y cabrillas o meros. También posee ojos 3D y puede ser casteado o troleado a velocidades lentas cerca de la costa. 

Serie III, Catch 2000 MR

Quizás este sea uno de los más populares señuelos de la serie y de lo más efectivos en la captura del robalo en bocanas y orillas de playa, sobre todo en los colores 18 (por su semejanza a la sardina) el 21 (igual pero con el lomo más acentuado) y el infalible 11 (red head); esta combinación de rojo y blanco resulta al parecer la más atractiva para el rey del estero. La corvina, los stripper, el sábalo, la trucha, el salmón y el robalo se ven tentados siempre por el movimiento y sonido de este lure. Se suspende en menos de 2 pies de profundidad en grado neutro, por lo que las pérdidas por enganches en el fondo se reducen y su eficiencia se amplía al ser ubicado desde grandes distancias a media agua. Se recobra a tirones secos de manera contínua o deteniendo el recobro para suspenderlo en lo que le damos unos jaloncitos sin sacarlo del lugar.  Se fabrica en dos tamaños: el mayor (20MR) mide 3 ½” y pesa ½ oz (el más conocido en nuestro país) y el “junior” (22MR) con el mismo peso, mide 3 “ de largo. Ambos traen dos sonajas:  una  pequeña que se desplaza desde el centro a la cola para garantizar casteos más largos y otra mayor anclada en el centro para asegurar el centro de gravedad del señuelo. Ojos rojos en 3D y equipados con 2 anzuelos reforzados. Su argolla, para ayudar a mantenerlo ”neutro” se encuentra al frente, en el extremo de la nariz. 

Serie III, S51MR y S52MR

¡Todo un clásico en la pesca de playa! se asegura que muchos lo prefieren a la carnada viva. Su acabado holográfico lo identifica de inmediato con un poder de reflexión muy fácil de visualizar sobre todo si lo usamos en aguas claras con mucha luz donde dejará ver unos flashazos inconfundibles, que se acentúan por el uso de anzuelos triples de color rojo brillante. El anclaje de los anzuelos -muy particular de este modelo- aunque a algunos no les gusta, tiene la ventaja que las puntas de los triples causan menos daño por no tocar (arañar)  la superficie del señuelo en muchas de las posiciones, como sucede con anzuelos de otras marcas y ello se agradece en demasía, manteniéndolos además siempre en su mejor posición resultando muy efectivo su trabajo una vez que son emboscados. Esta solución evita también  que se enganche en los costados del pez por tener limitado sus movimientos. Sus proporciones emulan mucho las dimensiones del pez pasto medio, sobre todo el que se acerca a las orillas y bocanas por lo que su efectividad está más que probada y sin duda es uno de los emblemáticos productos de la marca del que siempre se escuchan buenas noticias. Igual están equipados con ojos en 3D color rojo y ambos miden 3-5/8” con un peso de ½  oz, y la diferencia de uno y otro estriba en las argollas y el desplazamiento en la columna de agua. 

El S51MR se caracteriza por nadar entre 1 y 4 pies de agua y su diseño incluye una doble argolla para sujetarlo a la línea, una en el lomo (como el modelo similar S52MR) y otra en el frente para poder trabajarlo tirando de la nariz en aguas bajas sin que se vaya al fondo, mientras que su hermano el S52MR, tiene una sola argolla en el lomo que podemos utilizar para buscar más profundidades ya que ambos se sumergen a una velocidad de 1 pie por segundo, por lo que se catalogan como señuelos de hundimiento (sinking) permitiéndonos explorar con un solo señuelo distintas alturas en la columna de agua. Se recobra con tirones secos y cortos. 

Serie III, S25MR (Catch 5)

Sin duda el más voluminoso de la serie III, “el gordo” de la familia, alcanza las mayores distancias por su peso de ¾ oz, y más si se lanza aprovechando la dirección del viento. Ideal para la pesca con cañas salmoneras o de entre 7 y 8 pies en la playa. Su terminado holográfico interno delata su posición desde muy lejos por los destellos que produce, portando además las sonajas más escandalosas de la serie y de frecuencia muy baja (similar a los Top dog) llamando poderosamente la atención de cualquier depredador. Su diseño emula los alevines de grandes especies como el sábalo, la trucha, la corvina resultando muy apetecible para cualquier cazador cercano; propiciando en la mayoría de los casos unos ataques explosivos de robalos, barracudas, pargos, sábalos, jureles, cabrillas etc. Se mantiene suspendido generalmente a 1 pie de agua, pudiendo bajar hasta 1 pie y medio (18”) con un recobro más agresivo y puede ser casteado en grandes comederos de jureles desde la embarcación cuando estamos cerca de la orilla. Uno de los señuelos de la serie que puede propiciar capturas de tamaño mucho mayor. 

Serie Big Game

De esta serie muy aclamada, me atrevo a asegurar que dos son los modelos más usados por los pescadores de orilla, sobre todo con cañas de surf y  hablamos sin duda del famoso 77M y su hermano menor y no menos eficiente 65M. 

El primero está diseñado para grandes presas y distancias de casteo dignas de cañas largas logrando  lanzarlo sobre los 80-90 mts de distancia; muy usado en las costas para cabrillas, pargos, bluefish, jureles grandes, robalos y cuanto depredador se acerque a la orilla. Armado con tres poderosos anzuelos de VMC reforzados (con anclaje de tornillo como los 51 y 52MR), ojos rojos en 3D y un acabado interno muy reflectante que lo hacen un consentido de los surfcaster, que en la mayoría de los casos lo lanzan y lo recobran a tirones que implementan subiendo y bajando la punta de la caña. Se lanza muy lejos por su peso de 1-1/4 oz a pesar de no ser un señuelo muy grande (4-1/4 “) y su mejor profundidad de trabajo está entre los 5 y 10 pies de agua aunque puede usarse igual para jiggins en pocas brazas de agua. 

Su recobro a tirones a velocidad media lo trae zigzagueando a media agua, aunque sé de pescadores que solo lo lanzan y recobran de manera continua, obteniendo también excelentes capturas. Su hermano más pequeño el 65M, a pesar de su tamaño de 3-1/4” pesa 1 oz, lo que lo convierte en una bala a la hora de lanzar y de hundimiento más rápido con solo 2 anzuelos triples, resulta tan efectivo como su hermano mayor, logrando por su peso trabajar a más profundidad en una zona media de entre 10 y 20 pies de agua que lo hace ideal para playas profundas, plataformas, muelles altos y playas rocosas.  Se sabe de pescadores que se acercan al mar solo con este señuelo, pues aseguran haber capturado con él todas las especies posibles de la playa. 

Los grandes de la superficie: Popa Dog y Top Dog

Hay muchos que preferimos los estruendosos ataques de la superfice, aunque -aseguren algunos- que provoquan ataques más fallidos y puede entenderse. No es igual atacar un señuelo dentro del agua, que abalanzarse sobre algo que está  reflejado moviéndose en la superficie donde la luz, lo mismo puede apoyar, que desvirtuar su localización. 

Estos dos modelos de tamaño algo mayor tienen su camino bien marcado debido a sus características de diseño y su sonido. Ambos son de una flotabilidad a toda prueba, presentando el Popa Dog una boca cóncava en diseño exclusivo de la marca que obliga a que el agua que salpica, se proyecte hacia el frente llamando mucho la atención, incitando al ataque desde mayores distancias apoyado con un mayor sonido de sus sonajas, muy útil para superficies algo movidas o con pequeñas olas donde sus valores lo harán destacarse en esos escenarios.  Se puede recobrar con el trabajo de “Stop and go” y también “Walking the dog” por ser un híbrido entre paseante y popper y que puede asumir ambas funciones de manera excelente. Mientras el Top Dog (Perro de la superficie) es el lure especial para “caminar el perrito”  por el diseño de torpedo de su frente que le permite girar sobre su centro en la superficie hacia direcciones opuestas, si se fijan su argolla de recobro se encuentra por debajo de la naríz en el frente para en lo posible mantener en alto la naríz de señuelo y se haga mas fácil el girar sobre su centro. Es el  lure ideal para llamar la atención y poder localizar grandes presas en aguas bajas y flats o trabajarlo discretamente cerca y/o sobre estructuras en las bocanas, cerca de las piedras. Muy efectivo en colores o muy oscuros o muy brillantes para lanzarlo en las playas de noche. Su sonido es más discreto que el del Popa y no por ello menos eficiente y se ubica mejor cuando no hay olas o el mar se mantienen muy calmado. Ambos se equipan con anzuelos reforzados y los acostumbrados ojos en 3D,  resultando un blanco perfecto para casi cualquier especie de la orilla por lo general de tamaño grande provocando ataques violentos. Se lanzan muy bien por la posición de la sonaja que se mueve libremente desde el centro hacia la cola en el momento del casteo.  

Sus mejores horas  serán cuando el sol se encuentra justo encima de nuestras cabezas que el señuelo puede ser muy bien localizado por el efecto de contraluz que buscan los depredadores desde el fondo, o cuando el sol se recuesta sobre el horizonte o un poco más arriba y los destellos resulten muy llamativos desde media agua;  provocando ataques menos estruendosos que si es atacado desde más profundidad. 

El Popa tiene un peso de ½  oz  con un largo de 4” mientras los Top se dividen en dos, el benjamín llamado Top Jr. De 4” de largo y ½ oz y su hermano mayor el Top Dog con 4-3/4 “ de largo y ¾ de oz de peso.

Generales.

El uso de colores en esta marca está definido por decenas de combinaciones  en uso hace muchos años con una sobrada eficacia y aunque existen preferencias específicas referente a cada lugar, tipo de agua y especies por lo general mantienen un patrón genérico que enmarca los colores blancos, rosados, azules y chartreusse para aguas claras. Los tonos de verdes y naranja para aguas medio turbias o días nublados y esos mismos días con agua clara:  los claros plateados y chartreusse. Amarillos y naranjas para aguas más turbias donde también pueden probarse los puros plateados y los de tonos holográficos. Los superficiales pueden ser usados en tono negro para la noche o blanco plata. Con el sol en los costados amarillos, naranjas y rojos y el resto del día azules y verdes claros.   

Lo mejor es que cada pescador aprenda a catalogar sus propias valoraciones poniendo en práctica su experiencia acumulada y sus argumentos. Solo como aporte personal dejo muestras de los 10 colores que más me han funcionado en las playas, bocanas y esteros (en ese orden) y otros 4 que si bien nunca los he probado por lo difícil de ubicar, pienso que igual pudieran resultar muy efectivos en esos escenarios. 

Excepto los Big Game que son recomendados para uso con línea no menor de 20 libras (líder de 30-40-50), se recomienda el uso de la mayoría de los señuelos descritos para trabajarse con un máximo de 10 libras en monofilamento o su equivalente en braid, o sea 15-20 libras equivalente a diámetro a 6-8 en monofilamento.

La marca recomienda no usar nada que no sea la línea madre unida a un líder no mayor de 20 libras por algún nudo referente y este líder anudado al señuelo con el nudo Mirrolure o alguno similar de lazo, como pudiera ser el nudo Rapala. Según muchas opiniones de expertos conocedores de la marca, todos coinciden en no usar seguros ni destorcedores, pues los señuelos no fueron diseñados para disponer de sus usos, por lo que aseguran su mejor desempeño arreglados con línea madre anudando al líder y líder a señuelo con nudo de lazo. La famosa serie M (como los 51MR, 52MR etc) es una serie dispuesta para tirones cortos con la punta de la caña hacia abajo y para hundirse a 1 pie por segundo, por lo que su uso debe contar con una buena dosis de tiempo que nos permita disponer de ello para posicionar el señuelo en lo más productivo de la columna de agua 

Para trabajar esta serie es preferible una caña MH para controlar el recorrido de la punta que no debe pasar de 5”  ya que  requiere de halones  precisos para poder garantizar su mejor trabajo y de largo no mayor a 6’-6,6’. Los de superficie pueden moverse con M o MH y largos de hasta 7 pies, solo se trata de adecuar y conocer la respuesta de la caña, aunque con la salmonera de 8,6 tambien me han funcionado de maravillas. El 65M ideal para salmoneras o cañas inshore y el 77M resulta el más adecuado para las cañas de surf  en la playa. 

Pueden usarse como fue al principio con líneas de monofilamento aunque es entendible que por el poco factor de estiramiento de las líneas trenzadas, estas desde su aparición resultan más efectivas para controlar mejor el trabajo con el señuelo debajo del agua. 

En cuanto a la serie de los Dog (Top y Popa Dog) por nadar en la superficie ya sabemos que los ataques en la mayoría de los casos son muy agresivos agarrándonos muchas veces por sorpresa y debemos tener el dominio necesario para no jalar en ese momento el señuelo; solo hacerlo cuando sintamos que éste ya se enganchó y el pez trata de hundirlo en su huida hacia el fondo; de lo contrario y dejándonos llevar por la emoción podemos evitar el enganche o en el peor de los casos -como hemos comentado- sacar el señuelo de la boca del pez  antes que este la cierre y permita su captura. 

No estamos ante las expectativas de un nuevo producto que aún tiene valores que demostrar sino todo lo contrario, la confianza en la marca y su bien ganada fama  acompañan a Mirrolure desde hace mucho tiempo, donde su carta de triunfo sin lugar a dudas es su propia historia.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]