Artículo
LA IMPORTANCIA DE UN ARMADO ADECUADO.
Por: Marko Alacaraz Ley

Es sumamente importante diferenciar, entender y comprender correctamente a un lure, para armarlo y usarlo de forma que no se vea afectada su acción de diseño. Los mejores lures no lo son por casualidad, siempre son el resultado de años de observación, experimentación y desarrollo. Algunos de ellos incluso diseñados para generar acciones o para utilizarse en momentos muy específicos. 

Sin embargo, muchos buenos lures terminan sus días habitando tristemente los polvozos rincones de las cajas de pesca, pagando injusta condena por incompetencia o salación. Incomprendidos, nunca tuvieron la oportunidad de mostrar sus atributos y afuera, sin saberlo, sus dueños son quienes en verdad llevan en el pecado su penitencia. 

En esta ocasión quiero referirme exclusivamente al armado y al leader. 

Introducción.- 

El propósito de un armado de anzuelos es enganchar al pez una vez que este ha mordido, pero primero, los señuelos artificiales (lures) tienen que atraer, seducir, engañar y casi obligar al pez a morder.

En el caso particular de lures con falda (skirted fishing lures)  el armado afecta sobremanera la acción del señuelo, por lo que debe existir un balance entre el número de anzuelos, tamaño y tipo de armado vs. el tipo de señuelo y su tamaño.

El gol, es complementar un lure con un armado que le permita desarrollar al máximo la acción atrayente para la cual fue diseñado y que a la vez logre un alto grado de enganches.

Sobrecargar con anzuelos a un lure, resultará quizás en más peces enganchados vs. picadas, pero definitivamente picarán menos, lo que al final resultará en menos capturas vs. horas de pesca.
  

Tipos de armado según la flexibilidad de sus uniones.- 

Existen multitud de tipos de armados, sin embargo podemos clasificarlos en tres tipos básicos según la flexibilidad de sus uniones: Stiff, semi stiff y libres. Independientemente del número de anzuelos que los conformen o el ángulo entre ellos. 

Armado firme o Stiff rig.- este armado puede ser fabricado con uno o dos anzuelos, se le llama stiff rig pues la unión entre el leader y el primer anzuelo es firme y no permite articulación, de igual forma sucede con la unión entre el primer y el segundo anzuelo. El propósito de afirmar las uniones es la de evitar que el anzuelo se zafe o rebote al momento de topar con el hueso. El concepto de este armado es pensar en un gancho; pues es mucho más fácil enganchar algo si por ejemplo amarras un anzuelo al extremo de un palo que al extremo de una cuerda. El afirmar la unión entre anzuelo y leader evoca el convertir al anzuelo y al leader en una unidad que brinde más estabilidad y por consecuencia eficiencia al trabajo de enganche. El tipo de anzuelo más utilizado es el recto, tal como el mustad 7732. El método para afirmar la unión entre anzuelos y leader puede ser mediante una variedad de materiales, como los tubos termocontráctiles, la cinta aislante, alambres, tubos plasticos, mangueras, cordones etc. 

Armado semi firme o semistiff rig.- este armado considera firme la unión entre el primer anzuelo y el leader, pero articulada la unión del segundo anzuelo. Las variantes más evolucionadas consideran un anzuelo recto (mustad 7732) al primero y un anzuelo angulado (mustad 7691) al segundo. La razón de mantener articulada la unión del segundo anzuelo es la de permitir que este gancho cacheteé y busque ensartarse una vez que el primero ha hecho firme, pues por estar al frente del sistema, el primer anzuelo es el que topa y se ensarta primero. La articulación del segundo anzuelo también permite cierta flexibilidad durante la acción de troleo. 

Armados libres.- este armado considera totalmente libre y articulada la unión entre anzuelo y leader y entre anzuelos. En esta clasificación entra desde el anzuelo sencillo atado mediante un perfection loop hasta el moderno shackle rig. 

El armado indicado para cada tipo de lure.- 

Es muy fácil estropear la acción de diseño de un lure si este es armado con un rig (arreglo de anzuelos) inadecuado, no importa que el rig esté hábilmente elaborado, si es inadecuado será igualmente perjudicial. 

Por ejemplo; un lure simétrico, de cabeza cóncava y relativamente ligera como un Pakula, tiene como un importante componente de su acción a la vibración. Durante su ciclo en el transcurso de la acción de troleo, el lure sale a “respirar” a la superficie y atrapa aire en la concavidad de su cabeza, este aire es presurizado por el flujo del agua y va siendo liberado a través de los bordes o labios de la cabeza, durante esa liberación, la cabeza vibra y transmite esa vibración a las faldas, quienes a su vez son apretujadas unas contra otras por la acción del flujo del agua y formando una unidad que ondula al ritmo que marca la vibración de su cabeza.  

Es muy fácil destruir este efecto armando un lure de este tipo con un armado stiff o semi-stiff; pues durante la acción de pesca, las faldas se adherirán al rig por la acción del flujo del agua, tomando demasiada rigidez la cual impide se trasmitan las vibraciones de la cabeza a las faldas; el lure ondulará obviamente, pero no vibrará y ahí se perderá parte de su magia. 

Un shackle rig es el armado ideal para este lure, pues cuenta con todas sus uniones articuladas, lo que facilita el trasmitir las ondulaciones y vibraciones de forma continua. La alineación de sus dos anzuelos entre sí a 60° y la forma de ellos (mustad 7691s o Pakula Dojo Hook) no necesitan de la imprescindible rigidez del armado stiff para hacer penetrar las puntas con eficacia en las duras mandíbulas.  

Por el contrario, los lures de cabeza asimétrica y pesada tienen como componente importante de su acción al nado y no a la vibración, resisten mejor los efectos de un armado Stiff o Semi-stiff. Sus variantes de grandes y pesadas cabezas, obligan el uso de grandes anzuelos rectos y grandes anzuelos rectos necesitan ser estabilizados al leader para lograr penetrar. Los lures asimétricos nadan con el lado corto hacia abajo y el lado largo hacia arriba, lo contrario a como una rapala lo hace; un armado con un solo anzuelo tiene a nadar con la punta hacia arriba, producto del flujo del agua sobre las caras del anzuelo, de tal manera que en el caso de armarse este tipo de lures con armados Stiff de un solo anzuelo, lo mas conveniente es orientar la punta del anzuelo hacia arriba para no contrariar su acción. En el caso de preferir armados de dos anzuelos, es más conveniente armarlos a 180° y orientarlos en el lure de forma horizontal pues estos armados nadan de forma horizontal e independiente al lure, siempre y cuando estén correctamente elaborados. 

La influencia del leader sobre la acción del lure.- 

El leader afecta la acción del lure de forma importante, funciona muy similar a la cola de un papalote; mientras más larga y pesada sea, más estabilidad brinda al lure, pero tanta estabilidad muchas veces significa matar la acción de diseño de nuestro lure.

El propósito principal del leader es el de proteger a la línea de las acciones abrasivas y cortantes de nuestras presas, pero un leader sobrecargado estropeará la acción del lure y tendremos menos piques, por lo que existe un gran compromiso con el largo y grueso del leader a utilizar y que deberá ser ponderado por el pescador según cada situación y lugar. 

Volviendo al punto anterior, podemos considerar que mientras más delgado y corto sea nuestro leader, mejor trabajarán nuestros lures y por lo tanto más piques tendremos, sin embargo, una vez que tenemos al animal prendido, la cosa cambia pues a partir de ese momento necesitamos un leader que tenga la resistencia para soportar los ataques de picos dientes y colas y que al momento del cobro no signifique un estorbo adicional. Son estas situaciones las que nos llevarán a elegir correctamente a nuestro leader.  

Para fines prácticos, podemos considerar que un lure que tenga la cabeza hasta de 1” de diámetro podrá soportar un leader de hasta 150# de resistencia. Muchas de las mejores marcas de lures en el mercado ofrecen sus recomendaciones específicas máximas de leaderes para cada modelo, es muy conveniente consultarlas. 

El largo mínimo del leader puede estar definido por el largo máximo de las presas que buscamos más un 10% pues debemos proteger nuestra línea de sus colas. No es conveniente excedernos en el largo, pues un leader largo representa un estorbo extra a la hora del cobro. 

Los leaderes en el mercado se miden por su resistencia pero podemos encontrar leaderes con igual resistencia pero diferente diámetro; nosotros siempre preferiremos el menor diámetro pues significará menor peso y menor resistencia al flujo del agua con igual resistencia a la tensión.  

También existen diferentes colores materiales y consistencias para una misma resistencia. Por ejemplo, los de la marca Momoi siempre se han distinguido por ser “tiesos” pero muy delgados y resistentes a la abrasión, lo que los hacen los preferidos de muchas excelentes tripulaciones que pescan el marlin azul con artificiales. Por el contrario, los de la marca Jinkai son más flexibles y suaves, siendo favoritos en la pesca de pez vela con carnada muerta, del atún con carnada viva, en especial su variante en flurocarbono. 

En la pesca al troleo con señuelos artificiales no es muy relevante el uso de leaders “invisibles” de flurocarbono pues son igualmente visibles a los de material convencional ya que la turbulencia que hacen al cortar el agua es la misma y ésta es visible. Ciertamente el animal no tiene idea de lo que esa turbulencia significa y difícilmente los ahuyentará sin embargo esta turbulencia SI representa una distracción extra hacia el perfil del lure propiamente dicho, el resultado son mas strikes adelantados y fallidos. Este fenómeno se magnifica cuando usamos leaders raspados o usados. Leaders nuevos y enteros propician strikes más limpios y directos. Sabemos que es tiempo de reemplazar un leader cuando este presenta excoriaciones y textura lechosa producto de la abrasión de la piel del animal, no necesariamente esperemos a cambiarlos cuando estén tan dañados que peligre de rotura.  

La parte del leader que sufre más castigo es la más cercana al anzuelo, podemos reforzar esa área incorporando una corta sección de cable de acero que también puede servir como espaciador, lo que nos permitirá reducir un poco el diámetro del leader y con ello maximizar la acción del lure. 

Leaders embobinables o Wind on Leaders.- 

En estos leaders, uno de sus extremos se encuentra inmerso en una sección de cordón hueco de multifilamento mediante un sistema de unión que sin la necesidad de nudo es muy resistente y la unión lograda es de muy bajo perfil, todo esto con el propósito de que sea posible que una vez embobinada toda la línea, también permita que el leader pase a través de las guías de la caña y se aloje en la bobina del carrete; de esta forma, es muy cómodo el acercar prácticamente hasta el pie de la borda al pez y el encargado no tenga que apañárselas con varios metros de leader entre los pies a la hora de la verdad. Otra ventaja es la de poder armar tu arsenal de lures con un muy corto leader (de un metro o menos) en el que se abrochará el leader fijo a la línea mediante un snap swivel; con ello reducirás sensiblemente los enredos entre lures en tu caja. Algunas desventajas son: La reducción de la capacidad de línea en el carrete pues es necesario dejar caja en él para poder recibir al leader; al tener un leader fijo es muy práctico cuando pescas siempre con un patrón o spread de lures, pero quedas limitado a ese tamaño en particular pues si deseas reducir o aumentar el tamaño de lures en tu spread, el leader fijo puede quedarte muy grande o chico. 

Conclusiones.- 

Entre la punta de la caña y el extremo del anzuelo hay una gran cadena de pequeños detalles que suelen marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Algunas veces son tan sutiles que pasan desapercibidos a los ojos del pescador; tanto es así que muchas veces solo es evidente el desastroso resultado pero no la causa y finalmente está última es atribuida a la mala suerte. La mala suerte es la respuesta más cómoda ante nuestra inexperiencia, incapacidad de análisis o pereza mental.

Es muy fácil exorcizarle los malos espíritus al lure mas salado de cualquier caja de pesca con simplemente cambiarle de leader, de armado y la forma de presentarlo, en otras palabras, es necesario cambiar la forma de comprender la pesca y nunca resignarnos a la mala suerte. Sinceramente creo que la mala suerte inicia en donde nuestro entendimiento termina. 


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]