Artículo
PEZ LEON…SE BUSCA VIVO O MUERTO
Por: Manuel Solís

Antecedentes. 

El Pez León (Pterois volitans),  originario de los mares del sureste asiático, específicamente del Océano Indo-Pacífico, es una especie marina que en su hábitat natural  puede llegar a alcanzar los 38 cms. y pesar 12 kgs.  Se distingue por presentar líneas verticales rojas, cafés y blancas a lo largo de todo su cuerpo, aunque los tonos varían en función del hábitat  y por presentar 13 espinas dorsales cargadas de un potente veneno; tiene pequeños tentáculos carnosos arriba de los ojos y debajo de la boca.  

Todas las espinas del pez león son venenosas y su picadura, aunque es relativamente indolora al principio, es extremadamente dolorosa después de un rato, dependiendo del veneno recibido.  

Los síntomas pueden incluir inflamación, enrojecimiento, sangrado, nauseas, entumecimiento, dolor de articulaciones, cefalea, confusión y mareo. Las heridas más comunes en humanos son en la mano y se ha reportado daños severos al manejar ejemplares recién muertos. La especie es crepuscular y nocturna y se encuentra en las costas tropicales en bancos de algas, arrecifes coralinos o lagunas costeras de poca profundidad y es una de las especies más atractivas y más cotizadas en el mundo de los acuarios. 

Son carnívoros, se alimentan de pequeños peces, crustáceos y moluscos y son notablemente rápidos en adaptarse a consumir nuevas presas afectando la cadena reproductiva; no poseen depredadores naturales en aguas del Atlántico por ser una especie invasora,  lo que representa una amenaza para la biodiversidad marina y las actividades económicas enfocadas hacia el turismo como el buceo y la pesca. 

Se advirtió de su presencia desde 1992 en arrecifes del sur de Florida y debido a que las características de las aguas del Golfo de México y Caribe Mexicano son parecidas a las que se encuentran en su área nativa, su aparición en nuestras costas era más que inminente. 

Primeras noticias del arribo del pez león en aguas mexicanas. 

Fue en enero del 2009 donde ya se daban noticias de los primeros avistamientos del pez león en territorio nacional, específicamente en Cozumel y tres meses después en Cancún y toda la zona de la Riviera Maya. Para mayo de 2010 ya se reportaba la presencia de la especie en el Sur del Golfo de México, al Norte de la Península de Yucatán, en la zona de arrecife Alacranes.

Hasta ese entonces como hasta hoy, no queda muy claro cómo llegó el Pez León a las aguas de Florida y de ahí a todo el Caribe y el Golfo: a través de barcos cargueros, durante el paso del huracán Andrew en 1992 donde  tal vez un pequeño grupo escapó de los acuarios caseros de la zona de Tampa y Miami y tomó la corriente del Golfo hasta Carolina del Norte y otras corrientes al este, o tal vez la influencia del cambio climático generador de fuertes corrientes marinas que pudieran arrastrar larvas…nadie sabe, lo cierto es que el pez león mostró una extraordinaria capacidad de adaptación y unido a sus acentuadas dinámicas de reproducción y depredación, potenciaron su presencia y el daño en el ecosistema marino. 

A más de dos años de su detección en nuestros mares, poco se ha logrado para controlar esta plaga. 

Realmente poco se ha conseguido para controlar en algo a esta especie invasora. Algunas iniciativas de  autoridades del gobierno de Quintana Roo en conjunto con prestadores de servicios turísticos, pescadores, buzos y ambientalistas han logrado poco o nada para frenar su población, de pesca submarina de pez león (hay que mencionar que la única forma de extraer el pez león del agua es bucear y sacarlo cuidadosamente por medio de redes de mano o arponeándolo a poca distancia ya que es un pez notoriamente lento), pero si consideramos que esta especie coloca 20 mil huevos que se rompen a los cuatro días entonces el problema se agrava y se necesitaría la voluntad de muchísima gente capacitada e interesada en el tema para esperar algún tipo de resultado positivo. 

Hay otras propuestas que comienzan a circular pregonando el consumo humano de la carne del pez león, que en realidad es una buena idea ya que se trata de carne blanca, muy sabrosa y no mariscosa, que puede filetearse siempre y cuando se le remuevan las espinas con precaución, pero habrá que esperar si es realmente del agrado de la gente y si la demanda mueve a su comercialización, ya que su pesca, por las dificultades que presenta y por el tamaño promedio de 25 cms. de los ejemplares que habitan en nuestras aguas, es algo poco atractivo para los pescadores comerciales. 

Hace pocas semanas se llevó a cabo un torneo de pez león en el sur de Quintana Roo. El área de pesca comprendió desde la playa conocida como el Uvero hasta Punta Herradura, abarcando un tramo de más 50 kilómetros, en una medida más para controlar la población del pez león en esa zona, a iniciativa del Presidente de la Asociación Náutica de Mahahual, Gonzalo Ruíz Muñoz que amablemente accedió a una entrevista con Troleo para comentar sobre los resultados del evento  y que consideramos de suma importancia para que no perdamos el interés en esta batalla que de pronto se deja de escuchar, pero que está más presente que nunca y para que de alguna manera tomemos la iniciativa y participemos activamente en causas como esta. 

Revista Troleo: GONZALO HAZNOS UN RESUMEN DEL TORNEO QUE CONVOCASTE... 

Gonzálo Ruíz: “Bueno, el evento fue un éxito, ya que la meta era capturar en un día más de mil ejemplares y lograr que entraran más de 20 equipos. No se logró la entrada esperada y teníamos miedo de que no se consiguiera la meta, pero la sorpresa fue, que con tan solo 14 equipos de los cuales 8 participaron en la categoría de buceo con tanque y 6 en la de esnórkel, se logró  capturar la cantidad de 1,028 ejemplares, que nos alegra  por el evento, pero nos indica que el problema de la existencia de esta especie en el arrecife caribeño es una invasión muy difícil de controlar. Esta especie está terminando con el ecosistema, su población día a día es mayor y el riesgo para nuestro arrecife es grave. Déjame decirte que en los lugares donde estas especies estaban, no había vida marina en su alrededor.” 

RT: NOS COMENTAS DE BUCEO EN DOS MODALIDADES, A QUE PROFUNDIDAD SE ENCONTRABAN LOS PECES LEON EN BUCEO CON TANQUE Y QUE ZONA ABARCO EL TORNEO? 

GR: “Estas especies se encuentran con mayor abundancia en aguas que van de los 60  a los 110 pies de profundidad, sobre todo a  80 pies, ahí nos topamos con muchísimos y fíjate que ese es otro problema para la pesca comercial, ya que su captura es cara, difícil y riesgosa. El pez león se come y es muy rico, yo he tenido la oportunidad de probarlo, el problema es su tamaño y la poca carne que se le puede sacar a este pez en filetes. También se encuentra en áreas bajas, porque como se muestra en la tabla de resultados del evento, se sacaron varios en la categoría de esnórkel. El área de pesca fue desde Uvero hasta Punta Herradura, abarcando un tramo de más de 50 km, pero por supuesto, no fue posible cubrirlo en su totalidad ya que eran pocos los equipos.” 

RT: ESTE PEZ ES DIFICIL DE MANIPULAR VIVO O MUERTO, CÓMO LO CAZABAN Y CÓMO MANIOBRABAN A TAL PROFUNDIDAD? 

GR: “Bueno, el arma que usamos es un arpón pequeño de tres puntas, fácil de usar que no maltrata nuestros arrecifes y es sumamente certero. Las maniobras comienzan desde la búsqueda del pez que fácilmente se ubica ya que donde notas falta de vida marina en el arrecife, sabes que ahí hay peces león.  

El pez nada lentamente y es fácil dispararle, no requieres prácticamente de mucha puntería. Una vez trabado en el arpón, con un cuchillo largo lo deslizas colocándolo en una bolsa que debes amarrar a una boya cerca de la zona de trabajo para ir colocándolos hasta que logres llenarla con la mayor cantidad de peces para subir a la superficie. Todo con mucho cuidado y fijándote en lo que haces, porque los pinchazos no matan pero sí que duelen y mucho, aunque el pez ya esté muerto.

Aquí te comento que ya estamos fabricando este tipo de arpones especiales para que todo el que baje a bucear lo tenga a la mano, por si divisan peces león en el entorno y puedan sacarlos con toda seguridad y aportar su granito de arena a favor de esta causa.” 

RT: Y DESPUES DE SACAR MAS DE 1,000 EJEMPLARES TODAVIA QUEDA PARA SACAR OTROS TANTOS EN LA ZONA? 

GR: “¡No te imaginas!.. este torneo fue solo para ayudar en algo al arrecife y mandar un grito de alerta a nuestras autoridades tanto federales  como estatales, para que con su ayuda hagan que este torneo se realice cuando menos 2 veces al año, estoy hablando sólo de Mahahual, pero nos gustaría que fueran muchos más torneos, con más personas involucradas y que se realizaran en toda el área del Caribe Mexicano y de ser posible competencias internacionales, para que buzos de todo el mundo acudan en nuestra ayuda.  

Nuestros arrecifes necesitan auxilio urgente y claro, se necesita apoyo económico para realizar torneos con premios importantes como carros, lanchas, motores, arpones, equipos de buceo, para incentivar a los apasionados del buceo y la pesca, bien vale la pena o de plano nos vamos a quedar sin peces en el arrecife, que son de gran importancia para la cadena alimenticia marina y hablo también de especies deportivas como el pargo, mero, abadejo, cabrilla, negrillo, barracuda y muchos, muchos más.”  

RT: UNO DE LOS OBJETIVOS ERA RECAUDAR FONDOS PARA CREAR PROYECTOS QUE AYUDEN A CONTROLAR ESTE PROBLEMA, EN QUE ESTAN PENSANDO ADEMAS DE LOS TORNEOS? 

GR: ” Uno de los más importantes es hacer granjas de langosta en aguas bajas alimentadas con el pez león. Algo que pocos saben es que el pez león sí podría tener depredador porque sí se lo comen en cautiverio. Lo que pasa es que no lo conocen en el arrecife. Yo tengo una pecera en mi negocio donde tengo 4 ó 5 langostas pequeñas que alimento con peces león vivos. Esto fue algo que pasó sin ninguna intención. Un buen día sin saber cómo reaccionarían las langostas, coloqué dos peces león para adornar la pecera y para mi sorpresa las langostas atacaron a los leones sin ningún temor y sin ningún daño para ellas, es más, lo primero que se comen son las espinas de los leones y en menos de una hora ya no había el menor rastro de pez león, se lo acabaron. A partir de esa experiencia libero tres langostas de la pecera cada determinado tiempo en el arrecife y dejo dos que ya las saben cazar para que enseñen a las nuevas y las que dejamos en el mar enseñen a cazar a las del arrecife y así sucesivamente. Claro esto es experimento personal sin ninguna base científica en lo absoluto,  pero así se puede hacer con otras especies en cautiverio. 

También se puede exhortar a empresas fabricantes de comida para peces de acuario, a que utilicen el pez león como insumo,  o se podría hacer harina de pescado,  etc. Lo que queremos es buscar la forma de que se pueda comercializar y que el hombre sea su mayor depredador, si ya tenemos esa fama, porque no utilizarla para hacer el bien por primera vez. En fin, espero que este evento pueda incentivar para que se realice en lugares vecinos nuevos torneos y tratar de ayudar a que la naturaleza a que poco a poco tome su curso.” 

Conclusión. 

No cabe duda que tenemos que actuar como sociedad para evitar graves daños en la  evolución de nuestros ecosistemas marinos.   

Si además de la pesca comercial indiscriminada en todas sus facetas y costumbres  le sumamos la problemática del pez león,  el futuro de la pesca deportiva y el turismo de arrecifes no tendrá un mañana.  

Recordemos que muchos mexicanos nos vanagloriamos  de tener las mejores playas y los mejores sitios de pesca y buceo en el famoso azul del Caribe Mexicano. Luchemos entonces por defender uno de nuestros tesoros más preciados y saquemos del mar al pez león... vivo o muerto.


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]