Artículo
LOS WAXWING
Por: Rolando C√≥rdoba

 Una vez más el emporio japonés fundado por Shozaburo Shimano hace más de 80 años, se subió al pódium llevándose el premio del ICAST 2010  con una nueva entrega: Los Waxwing; un jig de trabajo a media agua o bajo la superficie que está siendo muy bien recibido por los entusiastas tanto del casteo como del troleo y que ya algunos reportes le coronan un éxito rotundo. 

Los waxwing usados como símbolo de la marca, son pequeños pájaros de color grisáceo con el final de la cola en amarillo fuerte. Son muy comunes en bosques, parcelas y jardines de EEUU y Canadá y se les ubica por un canto bien alto en tonos muy agudos. Al crecer presentan un pequeño antifaz alrededor del ojo y el pecho se torna amarillo brillante. Viven y se alimentan en grandes colonias capaces de dejar en minutos, árboles completos de cerezas sin una sola fruta y son extremadamente voraces. Cuando las frutas están en estado de fermentación es muy común verlos al pie del árbol brincando y corriendo de un lado a otro totalmente embriagados; fiesta que dura aproximadamente una hora, lo mismo que su digestión. Desconocemos el porqué la simbología de esta ave con el jig  aunque no sorprende; quién conozca Shimano sabe que acostumbra a identificar sus ofertas con analogías de la naturaleza, animales etc., como en el caso de los Butterfly y Lucanus.  

Su diseño es sencillo y aerodinámico. Se ofrece en 3 tamaños con 14 colores sumando una banda de material reflectante de rayos UV en los costados y ojos muy llamativos. Están armados con un  anzuelo doble de VMC extra fuerte en la parte posterior con las puntas hacia arriba  y lo significativo son un par de aletas en plástico flexible ubicadas en la mitad delantera del cuerpo y  que según la firma, la de arriba es la causante de su nado en el recobro que al parecer es su mejor atractivo y la aleta inferior es la responsable de que el señuelo no gire sobre su eje y se mantenga nadando sin ladearse, aspecto que llama la atención cuando lo traemos nadando a la velocidad correcta. 

No hay duda que la firma japonesa, pionera en la pesca con jigs no descansa y en esta ocasión, nos favorece con un señuelo para un nuevo caudal en la columna de agua y que nuestro amigo Adrián Ponce, gerente de la tienda “El Pescador” de Veracruz  nos hizo llegar amablemente. 

Primera impresión. 

Su terminado es impecable, saltan a la vista los ojos sobredimensionados de muy buen efecto y la ausencia de un segundo anzuelo; habría que constatar si valdría la pena sustituir por anzuelo sencillo buscando no dividir las fuerzas en la penetración del mismo. 

No presenta argollas ni detrás ni adelante y se entiende, pues al frente no es necesario ya que el señuelo no se recuesta sobre los lados en el recobro y detrás para que el anzuelo quede con las puntas  hacia arriba.  

La gama de colores es muy acertada y los tres tamaños son idóneos  para cubrir desde el casteo simple con cañas de 6-7 pies, el uso de equipo inshore o cañas de playas pequeñas hasta la posibilidad de lanzarlo con varas largas en su tamaño mayor, o trolearlo en aguas azules, lo que lo vuelve un señuelo muy versátil. 

En el terreno.

 Estaba agendado desde semanas atrás visitar Boca Iglesias y coincidió nuestra salida con la llegada de los Waxwing y aunque no era una salida a mar abierto, estaba previsto que visitaríamos unos bajos en Isla Blanca con buena pesca y decidimos cargar con los nuevos lures para tratar de probarlos.

 Llevábamos tres buenas expectativas y la intriga mayor era el  nado por lo novedoso de las aletas; lo segundo era catalogar la efectividad del anzuelo y la duda menor que se dispuso al momento de lanzar era el casteo, y de ello nos convencimos con los primeros lanzamientos: ¡vuelan como misiles! hasta alcanzan más distancias incluso que las cucharas del mismo peso, razón que debe derivarse de lo aerodinámico de su cuerpo y el no tener más anexos que el doble anzuelo para hacer resistencia al viento.  

En tantos años pescando con señuelos es primera vez que veía desplazarse un señuelo como el Waxwing; vienen en el recobro formando una “S” casi perfecta –media errática según la corriente- sin ladearse, imitando el nado más natural que haya visto y dependiendo de la velocidad, el recorrido en “S” es más brusco o no. Una velocidad media nos complació mucho y de hecho fue la que más capturas tuvo durante toda la jornada.

 El aspecto siguiente eran los enganches con un anzuelo doble, comenzamos pensando que la firma lo incluyó por –además de su eficacia- la posibilidad de ayudar a mantener por su diseño axial,  el centro de gravedad del lure sobre el eje del señuelo buscando estabilizar más el nado del Waxwing y si ello fueron sus intenciones, sin duda lo logró, pues el jig en el recobro se mantiene nadando sin recostarse sobre los laterales ayudando a desplazarse de maravillas.

En cuanto a la penetración, debo confesar que tengo de esos anzuelos un par de cajas guardadas hace años y nunca fueron de mis preferidos, convencido que resultaba más difícil que se enterraran dos que uno... ¡error!  En más del 90%  de los ataques al Waxwing se clavaron los dos anzuelos y lo mejor, como el doblez del mismo anzuelo resulta como una paleta, a la hora de desanzuelar ni pinza usamos, pues se agarra muy bien el anzuelo por esta vuelta que presenta y se saca con facilidad, lo cierto es no tuvimos ningún ataque fallidos ¡ni uno! Y ello se convertía en una buena noticia sabiendo que no estábamos en aguas profundas de animales grandes y agresivos, eran unos preciosos bajos de una playa con muchas barracudas no muy grandes y hasta los guías que nos acompañaban estaban sorprendidos por la efectividad del nuevo señuelo.  

Nos dio el mismo resultado amarrando al leader con nudo de loop o  directamente al señuelo; con seguro o  con niquelina, solo que por probar y probar, cuando llevábamos como cuatro capturas con uno de los más pequeños y que resultó muy efectivo -el color sardine- al parecer vino una barracuda más grande y a pesar de tener en ese momento un leader metálico, cortó como una tijera el alambre llevándose nuestro Waxwing consentido, como prueba evidente de su poder de atracción. También probamos algunos colores fuera de los “clásicos” metalizados que nos funcionaron muy bien; admito que no tengo un solo lure con el tono “trucha” (ese tono verde blanco, rosado con puntitos negros) y no sé por qué, quizás por asociarlo más al agua dulce, pesca que no practico, pero fue tan efectivo o más que los otros y que sin duda cambió mi forma de apreciar estos tonos. 

Recobrarlos es tarea muy fácil, es lanzarlo y comenzar a recobrar y el Waxwing solito hace su trabajo y eso sí, no debe detenerse pues se irá al fondo, recordemos que es un señuelo sinking (de hundimiento). 

Al parecer el poco peso comparado con el tamaño lo mantiene algunas pulgadas por debajo de la superficie sin tendencia a hundirse mientras el recobro sea continuo. De hecho uno de los valores por lo que ICAST lo premia es la sencillez de su manejo y a pesar de ello lo efectivo que resulta. No necesita de jalones o trabajos especiales y es bueno admitir que sí, sorprende mucho la forma de nadar. Las puntas del anzuelo hacia arriba le permiten surcar aguas muy bajas con poco riesgo de quedarse trabado en alguna estructura y lo verificamos varias veces que estábamos  a menos de 50 cm de agua, y se veía trabajar de manera excelente, incluso verificamos que en más de una ocasión enterraba la aleta inferior en el lodo y de nuevo subiendo la punta de la vara salía airoso del fondo. 

La oferta general incluye tres pesos muy acertados; para castear con equipo ligero de 6 pies hasta cañas de surf de 9 hasta 11 pies o trolearlo en aguas azules en busca de presas mayores, posibilidades que lo sitúan como un artificial de los más versátiles que hemos visto. No pudimos usar los tamaños medio y grande donde estábamos y será en cuanto tengamos oportunidad aunque en breve deben empezar a aparecer reportes de varios “surfcasters” del país, que trataremos de comentar y en cuanto al troleo, viéndolo trabajar y realizar sus capturas, no dudamos que puede llegar a convertirse en uno de los mejores señuelos del troleo inshore en tamaño medio o para castear buenos jureles, barriletes, dorados etc desde embarcación. En tamaño mayor, pudiera sorprendernos con buenas capturas igual de wahoo, pargos, sierra, barracuda, y hasta un buen vela... seguro que sí y prometemos en cuanto salgamos a mar abierto, será el primer señuelo que entrará al agua para compartir nuestros comentarios; por lo pronto tenemos solo muy buenos adjetivos que ofrecer de este nuevo producto de Shimano – muy nuevo aún-  y que se perfila como uno de los mejores logros de la firma para este año... 

¡Bienvenido Waxwing... estamos contigo!


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]