Artículo
CAZA EN ALTAMAR SEGUNDA PARTE
Por: Marko Alcaraz Ley

 ACCIONES:

Ojos abiertos, trabajo en equipo. 

La caza de altamar es un trabajo de equipo. Es una gran ventaja que todos los pares de ojos a bordo estén bien alertas y sabiendo lo que se está buscando; es importante involucrar a todos a bordo en el juego, para hacerlos partícipes de la acción. No olvides explicarles los signos (aves marinas, delfines o ballenas, troncos u objetos flotantes, líneas de basura, etc.)  que deben buscar, además, alguien que mira al horizonte es menos propenso a marearse. Pueden repartirse o designar la dirección en la que cada quien vigilará. De esta forma se descubren muchos más signos que solo al andar. Todos buscando y por lo menos uno bien atento vigilando las cañas, carnadas o señuelos. 

Un buen spread. 

Es curioso, pero muchos pescadores, al ver que no obtienen capturas, en lugar de voltear a buscar signos favorables en el horizonte, van a buscar dentro de su caja de pesca otro señuelo con más suerte para reemplazar al desafortunado lure que cargará con la responsabilidad del fracaso. Definitivamente que lo mejor es buscar hasta obtener un spread (conjunto de señuelos o carnadas que se trolean con cierta organización, distribución o lógica) confiable. Es imperativo lograr mediante experimentación o consejo, un spread con un patrón de búsqueda en el que confiemos, para poder prestar nuestra atención a lo primero: cazar.

Un spread de búsqueda debe incluir lures de por lo menos tres tamaños, con los mayores troleados más cerca de la embarcación. Si de carnadas hablamos, estas deben incluir tamaños y acciones, no necesariamente especies. Un spread de señuelos simétricos como los Pakula Lures siempre son una ventaja, pues son fantásticamente generalistas y resisten de forma excelente distintas condiciones de troleo. Es un desperdicio de atención, tiempo y energía el tener que realizar ajustes en el spread de lures tipo “slant” (de inclinación) tanto en velocidad como en ángulos de troleo o distancias cada vez que el bote cambie en dirección respecto a las olas o al viento que nos cause un cambio en la acción de los lures. Es la ventaja de un sistema de pesca integral, sabes que tu trabajo es encontrar-cazar a los peces, sabes que una vez que los encuentres, tus lures harán su trabajo. 

Caza en grupo. 

Los lobos son más eficientes que los tigres. Si varios ojos ven más que solo uno a bordo de un bote, varios botes ven y encuentran más que uno solo en el mar. Sé sociable y procura buenas relaciones con otros equipos, siempre sé honesto y comparte tus hallazgos con equipos o personas que sabes harán buen uso de ellos, siempre da; la generosidad siempre regresa con creces. Forma un equipo de equipos, estandaricen su información en los electrónicos: millas náuticas y no terrestres, grados fahrenheit o centígrados, norte magnético o real, grados minutos y segundos o grados y minutos con decimales, canal de comunicación, y hasta claves.

Si alguien ajeno al grupo te solicita información, tal vez resérvate algunos detalles, pero nunca te niegues y jamás des pistas falsas. En torneos es otra cosa, el que tu actúes correctamente no significa que otros lo harán, no creas en todo lo que escuches en el VHF y confía solo en la información de tu grupo y sé celoso de ella. 

Una vez localizada una buena zona de pesca, toda la información respecto a detalles como la velocidad de troleo, colores y tamaños de lures, carnadas, acciones etc., tiene gran valor por lo que una vez más, si ambos equipos tienen estandarizados sus sistemas de pesca, podrán comparar manzanas con manzanas. El sistema de pesca Pakula va más allá en este sentido al identificar por nombre a cada modelo de lure y color, se vuelve una especie de lenguaje en la que puedes comparar los resultados no solo de cada lure, si no de cada lure más color y posición en el spread en la que lo troleas. Las experiencias compartidas tienen más valor y sentido si dos o más equipos usan el mismo sistema, más aún si esas experiencias se comparten entre miles de equipos alrededor del mundo. 

ELECTRONICOS Y TECNOLOGIA:

Terrafin, Buoyweather, etc.  

Los servicios de cartas electrónicas que muestran condiciones oceanológicas como la temperatura de la superficie del agua, los niveles de clorofila etc. son de gran ayuda para definir una estrategia inicial, pero una vez en el lugar, debemos abrir nuestros sentidos. Aprender a identificar toda la información que constituye una carta de termografía es básico, todo un tema a tratar.  

Igualmente los servicios de pronósticos del viento y oleaje son excelentes; de nada sirve saber que en cierto lugar existen buenas condiciones de pesca si se presentarán condiciones de mar o viento adversas. Muchas veces, si no es que siempre, es la mar y el viento quienes definen nuestra estrategia de caza. 

Termómetros.

 Disponer de un termómetro bien calibrado, como parte de uno de los electrónicos a bordo es simplemente imprescindible.

El identificar corrientes, y masas de agua con la temperatura idónea es fundamental para cazar en altamar. No disponer de uno es una gran desventaja.

 Piloto automatico y chart plotter.  

Un buen piloto automático permite prestar toda la atención a otras cosas más importantes como cazar y también es más cómodo. Algunos permiten programar cursos preestablecidos como en zigzag, o en parrilla, muy útiles para la acción de búsqueda y exploración. Un chart plotter te permite observar tu recorrido explorado, regresar a cierto lugar o zona. Si encuentras una zona fructífera, ajusta el plotter a una o dos millas cuadradas y procede a explorar la zona, muchas veces no es necesario salir de ahí durante la sesión de pesca.  

CONCLUSIONES. 

Un buen cazador toma sus decisiones basado en el razonamiento e interpretación de los signos que sus sentidos perciben, son dones que se van afinando con la experiencia. Debe ser firme con lo que ha interpretado y al mismo tiempo flexible para afinar y cambiar de opinión a tiempo. También debe ser buen vendedor de ideas. 

Los peces en mar abierto se encuentran concentrados en ciertas zonas, a veces muy pequeñas, si logras encontrarlos, no sigas adelante pensando que si aquí está bien, más adelante va a estar mejor, eso solo te sacará de la zona adecuada. 

Una bitácora personal no es mala idea, es sorprendente lo que uno olvida o mal interpreta por confundir momentos o situaciones similares que revolotean en la memoria, muchas veces un pequeño detalle hace la diferencia, si no registramos nuestra experiencia, puede que nuestra mala memoria juegue en nuestra contra. También es divertido leer lo vivido.  

Hay abuelo, ¿porqué no escribiste todo lo que viste y viviste?  ¡Lo que daría ahora por ver un momento a través de tus ojos!...


  HERRAMIENTAS






   Recomiendanos a un amigo
   Anunciate con nosotros
   Comentarios y sugerencias
   Agreganos a tus favoritos
REVISTA TROLEO
Calle 25 No. 101-H entre 12 y 14 Col. Chuburná de Hidalgo, Mérida, Yucatán, México.
E-mail: revistatroleo@gmail.com
Tels: (999) 948 - 20 - 40, 948 - 20 - 50
[  www.revistatroleo.com.mx  ]